UNA HISTORIA OVALADA EN MORÓN: EL RUGBY CLUB LOS MATREROS

Esta historia ovalada, tiene sus comienzos en la década de los años veinte del siglo pasado. El ADN del “espíritu rugbístico” comenzó a expandirse en esta zona, gracias a Alfredo Pasalagua, quien fue, entre 1923 y 1927, un excelente jugador del Club Atlético San Isidro. Todo comenzó en un terreno baldío, en el que hoy se encuentra la escuela N° 3. Allí, junto al Dr. Bosch comenzaron las prácticas de este deporte, a las que comenzaron a acercarse y a participar jóvenes de la zona.

Poco a poco se fueron sumando muchos jóvenes, de modo tal que deciden jugar, de acuerdo con el volante publicitado en las calles, un «GRAN PARTIDO DE RUGBY». El evento se realizaría, con motivo del Día de la Patria, el 8 de julio de 1928. El encuentro se realizó en la cancha del Club Porteño de Morón, entre los equipos Porteño de Morón vs. All Boys. Siendo este, el Primer Partido de Rugby disputado en el partido de Morón.

Pero lo más curioso ocurriría poco después… estando el mes de setiembre, como fecha pactada para la revancha de aquel partido. Un grupo de jóvenes vecinos, varios de ellos integrantes del equipo All Boys, se reúnen en un galpón de la calle Salta, propiedad de José De Paoli. En ese lugar, la muchachada reunida realizó una asamblea para fundar un club de rugby y redactaron sus estatutos. Esto sucedía un 28 de agosto de 1928.

Morón, en aquel entonces, era una zona de campo. Quizá ese fuera uno de los motivos, o también lo hayan sido las lecturas del Martín Fierro, que era un gaucho matrero. Lo cierto es que había llegado la hora de decidir el nombre del nuevo club. Entonces, entre los tres que se votarían: Los Caranchos, Alpatacal y Los Matreros, este último contó con la mayoría de los votos. También se eligió la primera comisión directiva, que quedó presidida por Juan Carlos Salinas, Guillermo Solveyra, y Pedro Mendizábal, como secretario.

Cuenta la historia que los colores del club fueron el fruto de una circunstancia casual. La señora María Gotter trabajaba en Gath & Chaves y se encontró con una oferta. La misma era ropa deportiva hecha para otro equipo que nunca lo retiró. Se le entregó el dinero y así fue como se adquirió el equipo. Aquella camiseta estaba formada por pequeños cuadraditos rojos y blancos, a diferencia de los grandes cuarteles de la camiseta actual.

Para la anécdota quedó el partido que se jugó el domingo 16 de setiembre, el “Gran Match de Rugby” que se publicitaba en los carteles. El resultado de 9 a 0, a favor del Club Porteño, fue lo de menos. Lo que trascendió en la historia es que ese partido fue el primero disputado por Rugby Club Los Matreros, luciendo su camiseta albirroja. Con menos de un año en actividad, en 1929, se afilió a la River Plate Rugby Union, hoy U.A.R. Sumó su participación a los torneos oficiales, haciendo su debut en la tercera división.

La primera cancha estuvo ubicada en Pueyrredón y Sarratea. Estaba en la quinta de Juan B. Cattáneo, quien se la había ofrecido al club. A comienzos de 1930, y debido a que el campo de juego no estaba en condiciones, los entrenamientos y partidos se desarrollaron en el Club Land Roberts y Cía. de Ituzaingó. Tras un retorno a Pueyrredón y Sarratea, y un paso por la calle French, consiguen la cesión de tierras sobre Sarmiento. Luego pasaron las nueve hectáreas de Moreno, en Villa Malaver, hasta que en 2016 se inauguró oficialmente la Sede “La Base Doctor Alfredo Quesada”.

La vida en el deporte va fluyendo, al igual que en cada uno de nosotros. Porque siempre existirán momentos en que el equipo se encuentre en la cima, pero también existirán momentos en que estará en la planicie. Lo importante es recordar que siempre se puede aprender de cada experiencia y seguir adelante.

Los Matreros aportó jugadores a Los Pumas, como: Carlos Bottarini, Guillermo Ugartemendía, Juan Gómez y Agustín Costa Repetto. Otros han pasado por el plantel de Jaguares, además de Los Pumas, como: Juan Pablo Socino, Santiago Socino y Juan Pablo Zeiss.Ramiro, José Del Busto y Matteo Graziano han participado de Los Pumas Seven.

En febrero de 1971, se llevó a cabo la gira europea, en la que gano 4 y empató 1 de los 6 partidos que disputó:

Aunque hubo otros títulos en distintas ocasiones, siempre quedan en el recuerdo: el campeonato de Segunda División (De Ascenso, como se denominaba), en 1952. El título de la categoría y el ascenso a Primera División por segunda vez en la historia del club en 1959. Otro título trascendente fue el Torneo Extra de 1970, luego de vencer en las finales a Pucará y a Liceo Naval. Y ya, más cerca en el tiempo, el título logrado en 2019, que permitió el ascenso a Primera A. Una excelente campaña de 106 puntos en la penúltima fecha, en que venció de visitante a Hurling 43 a 27. Al año siguiente, las actividades quedaron paralizadas por la pandemia.

En 2021 finalizó en el cuarto puesto de la tabla, cayendo luego en semifinales con quien resultaría campeón, Atlético de Rosario. En 2022 finalizó en el tercer lugar. Y paso a paso, nos hemos ido acercando a un final para esta historia sin fin.

En este 2023 ocupó el segundo puesto en la tabla de posiciones de Primera A. De ese modo clasificó a semifinales, donde venció a Curupaity por 36 a 20. El sábado 18 de noviembre fue la fecha establecida, que daría al ganador, el ascenso al Top 12. Esta vez el triunfo y el premio se los llevó Champagnat por 42 a 36 en lo que fue un partidazo. Los Matreros estuvo a la altura de las circunstancias. Quizá algunas desatenciones e indisciplinas colaboraron para caer en el resultado final. Pero también cabe señalar el compromiso y la entrega de los jugadores.

Lo cierto es que se vivió una verdadera fiesta, con un marco de absoluto orden y respeto por parte de los espectadores. Queda abierta la posibilidad de seguir mejorando aún más, de lo que ya viene demostrando este plantel. Año tras año ha venido progresando y lo importante es la intención de jugar siempre. Juventud, sobre todo en el promedio de edad del pack de forwards, y en otros jugadores indican las posibilidades a futuro. Todo esto salpicado con la “veteranía” del hooker Agustín Costa Repetto y el wing Juan Manuel García.

Los protagonistas albirrojos de la final fueron: 1. Nodar Gonzalo, 2. Costa Repetto Agustín, 3. Zeiss Juan Pablo, 4. Marmorale Giuliano, 5. Genoud Augusto, 6. Villarino Santiago, 7. Corvalán Thiago, 8. Mc Cormack Colin, 9. Amorisa, Marcos, 10. Morales, Juan, 11. Marceillac, Matías, 12. Del Busto, Pedro, 13. Cadelago, Gastón, 14. Biro Diego, 15. García Michero Juan Pablo. 

Suplentes: Cec Boris, Salinas Matías, Gahan Tomás, Guevara Juan Pablo, Martinoglio Thomas, Winger Emanuel, Marceillac Martin, Gallastegui Lautaro. 

Entrenadores: Pablo Nieto, Ramiro Del Busto, Julián Darriba, Miguel García Escudero, Alejandro Rizk.

Juan Carlos Dennin
juancarlos@huellas-suburbanas.info