Re-Construir la Unidad del Campo Nacional

Por Daniel Chaves
   Esta nueva edición de “Huellas…” nos encuentra atravesados por la muerte del Comandante Hugo Chávez Frías, los reclamos de una poderosa parte del Movimiento Obrero en torno de la lucha en paritarias por aumentos salariales dignos, el escenario político nacional que va mostrando una serie de ajustes y desajustes de cara al armado de listas para las legislativas que se avecinan, y por estos días, la inédita asunción de un Papa argentino, que conmueve y alegra a una importante población católica, específicamente refiriéndome a la que habita en el municipio de La Matanza.
   En el plano local, vemos con preocupación una serie de reclamos barriales y en algunos casos, limitados a cuestiones cuasi-domésticas que según denuncian algunos vecinos, no son debidamente atendidos por las autoridades municipales. Basurales a cielo abierto, los constantes desbordes e inundaciones que ocasiona el Río Matanza y que en este caso sí afecta a decenas de miles de trabajadores; espejos de agua estancada y en no pocos casos, el paupérrimo estado de las instalaciones edilicias en escuelas de la zona, son algunos de muchos ejes a atender. No sin dejar de reconocer un incremento evidente del delito en la mayoría de las poblaciones del distrito. En muchas de estas cuestiones, una correcta articulación Nación – Provincia – Municipio resultaría primordial para que el trabajo conjunto garantice mejores resultados.
   Por otra parte, es felizmente significativa, tal como afirmó semanas atrás el propio intendente Fernando Espinoza, la reapertura de más de 3000 fábricas en La Matanza durante los últimos 10 años de gestión. El avance de la urbanización de “Villa Palito” y varios asentamientos de vieja data, son una grata noticia para miles de trabajadores, formales e informales, y desocupados que allí habitan. Es de desear que se prosiga profundizando en ambas temáticas, para lo cual la nacionalización del comercio exterior y la renta agraria servirían como fuente de financiamiento directo. Aquí, y en todo el país. Seguiremos insistiendo en este aspecto.
   Finalmente, y a modo de repaso de coyuntura, observamos y convocamos al peronismo matancero a que encabece la construcción de unidad amplia y duradera con el Movimiento Obrero en rol destacado y las fuerzas populares que trabajan junto a la comunidad matancera, en la búsqueda de fortalecer, desde el plano distrital , la composición de un vasto Frente Nacional y Popular para contrarrestar sobre cimientos sólidos, todo avance del conservadurismo y sus aliados políticos tanto de derecha, como desde el pseudo progresismo en el distrito.
   Anhelamos, desde el Socialismo de la Izquierda Nacional, que el municipio más populoso de la provincia de Buenos Aires sea ejemplo y estandarte de unidad del Campo Nacional – privilegiando de modo central los intereses de la clase trabajadora- y no de divisiones, deslealtades e internismos en el seno del mismo, que a lo sumo garantiza posicionar mejor o peor a determinadas agrupaciones con respecto a otras, pero que en sí, desgarra al Frente y genera desconfianza en la perspectiva que los ciudadanos se forman de cara a estas menudencias y disputas por cargos públicos. 
cuenta
cuenta
arieljlira@gmail.com