UNIDAD Y ACCION…

Por  Luis  Furio
   En ciertos periodos el pueblo, preso de un individualismo político que lo aleja de la realidad, se duerme dentro del país agobiado por un “totalitarismo”, el que para  preservarse necesita destruir cada rastro de lo que se denomina dignidad humana.
   Para quienes amamos la noción de Patria, Estado y Soberanía Nacional el panorama es trágico. Vivimos una etapa conflictiva cargada de frustraciones y desencuentros abrumados por expresiones mentirosas producto de una campaña mediática que alimenta día a día la cultura de la estupidización. Padecemos una suerte de anestesia que nos lleva a aceptar lo inaceptable, a no exigir. La clase política no está reflejada en las fuerzas populares. Del –Cursus Honorun- con el que se define a la carrera política en la antigua Roma no hay nada entre nosotros, muchos se arriman en torno a las mesas oficiales para lograr alguna prebenda, o bien vagan desorientados frente al caos.  
   En esta trágica situación, en este malogrado regreso al pasado es cuando nos preguntamos, ¿Cuál es la presencia efectiva que tiene el Peronismo en la crisis extremadamente grave y cada vez más acentuada que vive el país?… Una lectura de sus manifestaciones de los últimos seis meses y en especial en su principal distrito, la Provincia de Buenos Aires, parece indicar que la mencionada fuerza política ha abandonado toda preocupación por aquello que a todos interesa en esta hora crucial de la historia del país, sumido como se encuentra en la lucha y las  preocupaciones internas, vale decir, de carácter privado. 
 
   Y cuando un Movimiento como el peronista, con su enorme importancia cuantitativa y cualitativa, dedica el ochenta por ciento de sus energías a la lucha interna lo que hace es confesar, con el más elocuente de los lenguajes políticos -que es el de los hechos- su impotencia para conducir. Y esto en el momento mismo en que, ostensiblemente la vida de la Nación como unidad, se encuentra juego a causa de la desintegración cada vez más acelerada y notoria del régimen vigente.     

   “El hombre tiene un misión creadora: vivir. Ser es crear, es producir grandes obras. Existir, conservarse, es andar entre las cosas que ya están hechas por otro”.  General Juan D. Perón, Junio de 1944.
Avatar