Un perro es está mordiendo la cola

“…el salario debe establecerse según la necesidad del empleador…”Tapa de Página 12 – viernes 20/1/2016 – Dijo González Fraga, actual presidente del Banco Nación. Lo tomo como una declaración de guerra a las paritarias.

Se dice en los corrillos que tanto Isela Constantini, ex Presidenta de Aerolíneas Argentinas, que no quiso resistir las presiones tendientes al desguace de la empresa, como Carlos Melconián, ahora ya ex Presidente del Banco de la Nación Argentina no siguen en el gobierno, entre otros temas, por firmar sendas paritarias favorables a los intereses de los trabajadores. Utilizando la “supuesta” autonomía que el cargo les proporcionaba. Subieron la vara que los Ministerios de Trabajo y Economía habían fijado, contrariando el objetivo de “disciplinar” a los trabajadores, para quienes tienen planeado para este año 2017 que aceptemos acuerdos con salarios a la baja.

Se beneficia, así, al CAPITAL esquilmando a las familias y a los trabajadores a través de la disminución del poder de compra de los salarios. La suma siempre vuelve a dar cero porque los porcentajes de distribución de la renta se agrandan para el lado del empresariado y se achican para el conjunto de los trabajadores.

Datos oficiales y analistas privados coinciden en manifestar que la inflación del año 2016 sobrepasa el 42% y que los aumentos paritarios en promedio no superan el 30%. Es decir, según distintos analistas: LOS TRABAJADORES PERDIMOS EN EL PRIMER AÑO DE GOBIERNO DE MACRI ENTRE 10 y 15 puntos en relación a la inflación. También los jubilados y pensionados perdieron una cifra similar. Esto es pérdida del poder adquisitivo o sea menor consumo para los asalariados o si lo querés más gráfico, chango más vacios y con segundas marcas.

El Ministro de Trabajo, Jorge Triaca (h), se presentó en el encuentro empresario del MINI DAVOS, el año pasado, y les ofreció a los empresarios el Ministerio que él encabeza, en estos términos: “Ponemos a disposición de los inversores que están hoy acá el Ministerio”. Habría que recordarle que ese Ministerio fue creado para defender el trabajo y a los trabajadores y no al Capital y a los Capitalistas (Inversores).

El triunvirato cegetista tampoco dio muestras de querer tomar el toro por las astas y ponerse al frente de los reclamos de todos y de cada uno de los sectores que integran la Central; convalidan o protestan tenuemente cada una de las medidas antipopulares. Recordemos que anteriormente, la mayoría de los gremios firmaban paritarias por sobre el nivel de inflación, mejorando cada año la participación en el ingreso nacional. La lucha que la CGT encabezaba estaba relacionada, vaya paradoja, con el descuento por el Impuesto a las Ganancias.

En estos días tomamos nota del despido de 280 trabajadores gráficos de una planta del Grupo Clarín, que no es deficitaria, sino que parece, buscan presentar el hecho como caso testigo, para que otros empresarios tomen medidas similares. También nos han informado que las Cámaras Bancarias van a desconocer el acuerdo pre-paritario que firmaron en diciembre con la presencia del Ministro de Trabajo en las reuniones. El gobierno macrista estaría impulsando y convalidando esta provocación. No es un dato menor que tanto Amichetti como Palazzo, secretarios generales de los gráficos y bancarios, respectivamente, integren un núcleo duro sindical que está interpelando al triunvirato, por ahora desde adentro de la propia CGT. Se anunciaba, en esto días, una reunión de Consejo Directivo de la Confederación General del Trabajo para el 2 de febrero.

Mientras tanto, los medios masivos afines al gobierno, no hablan de los despidos, del descontento social, del crecimiento del desempleo, de los planes de todo el “establisment” gobernante que pretende precarizar, disciplinar y destruir el espíritu solidario entre los trabajadores.

Es responsabilidad de quienes buscan informar con la verdad, hacer que la misma llegue a la mayor cantidad de ciudadanos, sino “la gente” va a seguir votando contra sus propios intereses. También es responsabilidad de los ciudadanos de a pie, buscar fuentes de información, nuevas y confiables, que también las hay, aunque no tienen la masividad de los que engañan, invisibilizan y hacen negociados.
De no ser así, seguiremos cometiendo el error de apoyar políticas y políticos que van contra nuestros propios intereses. ¡Como el perro que se muerde la cola!..

Roberto Coluccio
Roberto Coluccio
roberto@huellas-suburbanas.info