Transporte público: Protesta en las puertas de la línea 503 de Merlo

La empresa despidió a un chofer que pretende ser delegado sindical

Horacio Acosta es un chofer al que le falta poco más de un año para jubilarse. Forma parte de una considerable lista de despidos (alrededor de 70) producidos a consecuencia de los aprietes sufridos por los trabajadores a manos del grupo empresario que adquirió la línea de colectivos 503 hace un año.

El grupo UTE (Unidad Transitoria de Empresas) está compuesta por las empresas Metropol y el Grupo ERSA, y han perseguido a los trabajadores mediante la falta de reconocimiento de días por enfermedad, cambios de horario de trabajo y de los recorridos a realizar, suspensiones arbitrarias, no pago de los salarios a los delegados sindicales, entre otras metodologías inocultablemente patoteriles.

Organizaciones gremiales, partidos de izquierda, compañeros de trabajo y familiares se acercaron a acompañar el acampe que inició el valiente Horacio Acosta, decidido a continuar su lucha por la restitución de su puesto de trabajo, todo el tiempo que sea necesario.

En tiempos donde las autoridades del Estado se jactan de proteger al empresariado y posicionar a la clase trabajadora como el supuesto único “obstáculo” para el progreso de las empresas en nuestro país, situaciones como ésta comenzarán a multiplicarse, de momento, sin solución de continuidad.

Daniel Chaves
Daniel Chaves
dafachaves@gmail.com