Sobre las falsas contradicciones

Por: Gustavo Zapata

Secretario General CTA Morón Hurlingham Ituzaingó

 

Vemos en la publicidad de las encuestas un repunte de la imagen del actual gerente presidencial, un señor que ha demostrado su carácter de “capanga” con látigo y demás (la inefable ministra uniformada). Además de ser una burbuja que se muestra como la propaganda que es, se hace necesario discutir el sentido de estas martingalas de mucho ruido y poca pólvora. Eso es desarmar el campo minado de las falsas contradicciones que siembra de modo permanente la fábrica de sentido común neoliberal.

 

En primer lugar, reafirmar que el sentido primigenio y original de la misma existencia de nuestra Nación es la contradicción de su afirmación, como negación del imperio. Esto es, desde 1810 iniciamos la impugnación de la dominación externa con relativo éxito. Si uno analiza la guerra revolucionaria verá que los ejércitos españoles eran minoritarios y que en su mayor parte, los que combatían de un lado y otro de la línea divisoria eran americanos, pueblos originarios, mujeres y hombres (hasta gurises). Una virtual guerra civil.

 

Luego, que todas las “grietas”… llamémosle como lo que es; ODIO, de clase, de género, racial, religioso, y tantos etcéteras como nos permite el lado miserable de la propia humanidad, son explotadas y revestidas como falsas contradicciones. ¿Qué es sino la denuncia contra las mafias sindicales, contrapuestas a los “buenos trabajadores que no paran”? ¿Cómo definir sino el resentimiento contra los “K”, enfrentados a los argentinos “juntos por el Cambio” honestos y sacrificados (…)? ¿Dónde afincamos esa carga negativa contra los “planes”, la AUH y todo derecho social, devenido en el lenguaje meritocrático (de los que heredaron o chorearon para enriquecerse) como “regalo”? Podríamos seguir describiendo (y lo haremos en sucesivas notas) cada uno de los dispositivos hábilmente remachados en la conciencia del argentino y argentina medios. Pero también en la cabeza de un vecino de Morris, de Ezpeleta o Bonzi que almuerza pero no cena, y toma mate con yerba aspiracional.

 

Por último, y siguiendo el hilo de síntesis, que sólo podremos convertirnos en un pueblo emancipado junto a los otros de nuestra región, ya se planteó en el mismo comienzo de la campaña sanmartiniana, lo predijo Manuel Ugarte, lo afirmó Perón y se comenzó a vislumbrar desde el No al Alca de 2005 hasta la fundación del UNASUR. El único modo de sortear la contradicción principal a la que nos empuja tanto el FMI, la publicidad del tratado con la UE, la operación de los cuadernos para eliminar la patria contratista local y hasta el mismo Dalessio-Carrió-Stornelli-Bonadío-Santoro (Bah, Macri) y cada trapisonda de esta troupe de oligarcas vendepatria (es más “cool” llamarlos CEOs) devenidos en funcionarios por obra y gracia de su propia fábrica de zombis. Pero para despertar zombis no hay que disparar o cortarles la cabeza, sino apelar a sus propias conciencias de realidad: que al votar miren la heladera y no la televisión (o el celular).

Y recordar que neoliberalismo es odio y que la Patria es amor.

 

A continuación, compartimos el Comunicado de Prensa elaborado por la mencionada Central de Trabajadores, de la regional que encabeza el autor de la nota anterior. 

 

¿Patrones o amos?CTA MHI- Julio 2019

Después de casi 4 años de saqueo desembozado y engaño planificado a los salarios, las jubilaciones y los derechos del conjunto de la población por parte de su representante en la gerencia presidencial, los que se creen los dueños del país se sacan los guantes. Ahora salen en coro a defender el proyecto del FMI de ponernos a nivel de los mercados sin control, sin sindicatos y sin derechos laborales. A la explotación sin límites ni horarios, sin protección a lxs trabajadorxs y a su disposición la creciente reserva de fuerza de trabajo, que su cómplice titular, está creando con sus políticas.

 

Falsa fue su “reforma jubilatoria”, “sinceramiento de tarifas”, “lucha contra las mafias”, la “revolución de los aviones” y cada una de las mentiras vendidas como políticas de cambio. Ahora con la etiqueta “reforma laboral” quieren destruir la legislación laboral protectora de la parte más débil del contrato y a las organizaciones de trabajadores. Saben que fuimos el principal obstáculo que puso freno a lo peor de sus intentos de destruir nuestra nación y el acceso a una vida digna de nuestro pueblo.

 

Como no lo hicimos en estos años aciagos, tampoco ahora permitiremos este ataque a los derechos colectivos que tanta sangre costaron. Desde cada frente sindical, social y político nos organizamos para definir en agosto y octubre la salida democrática de estos “capangas”. Pero estamos listos para salir a la calle a movilizar, a no callar y dar todas las peleas necesarias para demostrarles que, con o sin gendarmes blindados, gases y cárceles a los disidentes, vamos a defender este patrimonio histórico que nos enorgullece ante todos lxs trabajadorxs del mundo.

 

Desde ese piso histórico construiremos más y mejores derechos, organizaciones y poder popular consciente. Vamos a buscar los votos que faltan para que el resultado sea categórico.

 

Construyamos la esperanza y seamos protagonistas de la recuperación de un proyecto de nación para TODXS.

 

El neoliberalismo es odio. Patria es Humanidad.

Avatar
Colaboradores diversos Huellas Suburbanas
colaboradores@huellas-suburbanas.info