Sobre la pospandemia

Por: Gustavo Zapata

Sec. Gral. CTA Morón Hurlingham Ituzaingó

Realizamos ejercicios de análisis sobre lo que pasa en el mundo con retazos que nos dejan ver los productores de realidad (amoldada al interés del patrocinante) y otros que buscamos con los recursos disponibles. En ese rumbo es muy recomendable visitar portales como RT en español, Sputnik, Xinhuanet o el querido Telesur.

Para quien busca ejercer influencia o apoyar cambios a nivel local, en especial los que benefician al pueblo trabajador (la inmensa mayoría, tenga o no empleo) se hace imprescindible levantar la cabeza y ver cómo va el partido y la cancha. Realizar una estimación aproximada de la coyuntura es tan necesario como leer, aprender de la experiencia, escuchar a lxs compañerxs y saber de la Historia Nacional o Latinoamericana para reconocer raíces y conflictos.

 

En tiempos de catástrofes, para generaciones que no vivieron guerras, genocidios, ecocidios, tragedias colectivas varias; un aporte para la acción es poner la lupa, los binoculares… espejos, para recomponer el mapa de contradicciones global, regional, nacional y local.

 

La decadencia progresiva que demuestra el imperio del norte en su empeño cada vez más desgastado de imponer la unipolaridad, es ya una tendencia tectónica. Esto es, decae su poder de ser el gendarme mundial que impone su visión, sus negocios y concepción deforme de democracia y libertad.

 

Lo esperpéntico y peligroso de sus gesticulaciones asoma cuando escuchamos a sus muñecos locales voluntarios gritar conspiraciones, mientras violan la ley y la cuarentena. O a sus mercenarios con carnet de periodistas agitar grandilocuencias inverosímiles contra cualquiera que amenace los intereses de la embajada y sus socios menores del barrio. Son peligrosos, están armados y no tienen ningún escrúpulo para usarlas contra cualquiera que los mire torcido. Es el fascismo del miedo.

 

En otros polos, observamos la emergencia de Rusia tras 20 años de firme timón. Con un liderazgo que ancla en conservadurismos estabilizantes y moderniza a la vez, construyendo una economía y sociedad capaz de defender sus intereses nacionales, mientras busca sintetizar tradiciones antiguas y soviéticas en un proyecto nacional de unidad defensiva. O más al este, la continuidad energizada de una potencia capaz de combinar bajo la conducción estatal, un proyecto capitalista dinámico, aspirar recursos de todo el mundo y desembarcar con inversiones dando batalla a la declinante influencia de la arrogante águila armada.

 

Europa se debate entre estos nuevos polos de poder, buscando conservar energía rusa, cooperar con la ruta de la seda, levantar barreras para evitar una migración del sur, movimiento poblacional que siempre ayudó a regenerar una sociedad envejecida y autorreferencial.

 

Nuestra región está siendo destrozada por tendencias neoliberales criminales, desplegadas en toda su ineficacia para resolver los problemas globales y zonales. El bloqueo agresivo al modelo chavista no permite desplegar cambios y desarrollar sus propias experiencias económicas, sociales y políticas. Reconocemos la poco estimada e inmensamente generosa ayuda cubana en médicos y medicinas. La debilidad relativa del proyecto de Evo, socialmente progresista y económicamente exitoso pero que no resiste organizadamente la embestida de sectores minoritarios, poderosos y coordinados desde la embajada… una lección que debiéramos evaluar más en detalle, habida cuenta de la experiencia nacional en curso.

 

La coalición gobernante en nuestro país, que nos representa en toda su fortaleza y matices con paciencia docente, maniobra en medio de esta tormenta de endeudamiento macrista, crisis económica pre y post pandemia, desanudando galletas de espías truchos, jueces comprados, publicistas subsidiados y operadores políticos, enlodados en 4 años de persecución, injusticia, saqueo, negociados y mentiras sazonadas con bailecitos de balcón, plazas vacías y fuga de capitales a las modernas cuevas de piratas.

 

Los gobiernos nacional y provincial sostienen con recursos públicos pymes, salarios y empleos, alimentan estudiantes, ollas y subsidios a millones para aguantar el tsunami, mientras construyen hospitales, consiguen insumos claves, despliegan políticas de protección… por supuesto que somos más los que apoyamos y ayudamos este despliegue. Los que sobreactúan en las cámaras con guiones escritos en slang son menos. Pero el impacto en la conciencia popular de sus productos ideológicos es poderoso. Un (Jorge) Lanata pudo derrotar con mentiras a un candidato a gobernador hace sólo 5 años.

 

Debemos prepararnos para el fin de la cuarentena. Necesitamos construir ahora los medios. Arrancar la economía sí, pero más aún darle color y destino. Avanzar en las redes y democratizar realmente internet y la telefonía. Atacar la brecha digital. Por ahora perdimos la batalla en los multimedia. Pero demostramos ser capaces de unir y generar conducciones experimentadas y estables.

 

Es una nueva etapa de la disputa por la conciencia y el sentido de la vida.

Avatar
Colaboradores diversos Huellas Suburbanas
colaboradores@huellas-suburbanas.info