Se encendió la interna en Juntos por el Cambio Morón

Comienzan a reacomodarse las piezas en el tablero político local. El frente Juntos por el Cambio consolida su propia interna en la previa a la disputa electoral de medio término. Aires de renovación intentan llegar hasta hacer temblar los cimientos mismos del liderazgo del otrora intendente, Ramiro Tagliaferro.

Sucede que la mesa política encabezada por el dirigente Diego Llaneza (46 años, allegado a la ex gobernadora María E. Vidal, en su juventud fue dirigente del peronismo universitario) y los concejales Alejandra Liquitay y Cristian Herrera, tiende a fortalecerse en tanto alternativa al sector hegemonizado por el ex intendente arriba mencionado.

Tal iniciativa cuenta con el respaldo de algunos dirigentes del radicalismo y la Coalición Cívica distrital, el MSR del “Toty” Flores, entre otros actores.

La búsqueda de renovar por dentro a Juntos por el Cambio va tomando forma y consistencia, lo cual podría coronarse con una elección interna de final abierto, ámbito adecuado para dirimir las lógicas diferencias y matices, en la búsqueda de cambiarle la cara al mencionado frente político en Morón. Ello se enmarca en la convicción de recuperar la representación nacional y seccional del distrito. Para ello, suena con fuerza que los concejales Liquitay y Herrera podrían intentar pegar el salto hacia candidaturas tanto nacionales como provinciales.

Miembros cercanos a la citada construcción opositora interna de Juntos por el Cambio dialogaron con Huellas Suburbanas y deslizaron que “(Ramiro) Tagliaferro no debería conducir el frente ni en 2021 ni en 2023”. Taxativo.

Las cartas están echadas. Se redoblan las apuestas. La pulseada ha comenzado.

Daniel Chaves
Daniel Chaves
dafachaves@gmail.com