A propósito del significado del Peronismo Siglo XXI

Don Luis Furio sostiene y remarca, desde una mirada dotada de esperanza, los siguientes conceptos escritos en septiembre último pasado: 

“Hoy mediante una aggiornada cultura política, una minoría militante, un programa de “oposición dura” apelando a nuevos sectores, recursos y discursos, el kirchnerismo intenta afanosamente reinventarse. La presencia de Cristina le devuelve parte de la vibración ética y la conexión emocional que logró en el período más brillante de su ciclo en el poder, que comenzó con una derrota: el voto “no positivo” de Julio Cobos, y concluyó con una tragedia, la muerte de su esposo. Con el regreso de su líder, el kirchnerismo recuperó su centralidad y obliga al resto del peronismo a definirse, y confirma que es el único capaz de movilizar multitudes. Demuestra así que es más inteligente que el travestismo político que la rodeaba, a quienes desnuda sin nombrarlos.

Su propuesta “Unidad Ciudadana” obliga por su trascendencia a una profunda reflexión. Apela a una apertura capaz de disputar y ganar elecciones. Un regreso al Movimiento con pensamiento, Idea y Praxis con la férrea voluntad de armonizar, de reconstruir. Los resultados de las Paso en agosto son favorables a su ideario y marca un camino a la esperanza, pero nos está indicando que sepamos leer políticamente sus resultados. No debemos subestimar a Cambiemos, el macrismo no tiene pensadores pero tiene periodistas audaces y agresivos que apelan a la mentira, la calumnia, la deformación de la verdad, que es su metodología. Macri es un personaje cruel y está preparado para ser más cruel en la medida que gane espacios políticos.

La esperanza no hace daño, pero su exceso enceguece. Con optimismo podemos esperar que las elecciones cambien el rumbo y el ciclo interrumpido en 2015 regrese de la mano del Peronismo Siglo XXI y su lucha por reivindicar al pueblo argentino”.

Luis Furio
Luis Furio
luis@huellas-suburbanas.info