Presentación del libro “Los Desaparecidos de Racing”, de Julián Scher

“El fútbol es lo más importante dentro de lo menos importante”

(Jorge Valdano, citado por Julián Scher durante su exposición)

El salón de FOETRA Morón ya se convirtió en un centro difusor de excelentes charlas, y un reducto de resistencia genuina y fraterna a la avanzada conservadora, de tufillo cada vez más nítidamente procesista, que aqueja al país y que hace pata ancha en buena parte de la región (y destaca en otras partes del orbe).

De izquierda a derecha: Diego Tomasi, Julián Scher y Jorge Muracciole, en plena presentación del libro

En esta oportunidad, el pasado viernes 17 de noviembre fue el recinto donde se presentó el libro “Los Desaparecidos de Racing”, del sociólogo Julián Scher, ante un nutrido grupo de asistentes que, tal como propone el autor, no necesariamente eran hinchas de “La Academia”, sino algunos con simpatías por otros cuadros futbolísticos pero interesados en la innovadora trama de la investigación que Scher plasmó en forma de once relatos para este libro, publicado por el Grupo Editorial Sur.

Acompañaron al autor los periodistas Diego Tomasi, y Jorge Muracciole. “¿Cómo se hace para leer la tercera historia luego de haber leído la segunda?”, se preguntó Tomasi, acaso desde la lógica angustia que transmiten esos relatos, para reconocer luego que lo acontecido en tiempos de la última dictadura cívico eclesiástico militar “es una aguja que todavía nos pincha a todos y que duele… pero ello se amalgama con decisiones narrativas que hacen que se trate de un gran libro”, sintetizó.

A su turno, Muracciole reveló su interés por “juntar dos pasiones, el fútbol y la militancia política –que es hacer posible lo necesario, y no es el arte de lo posible”. Remarcó que “hablar de política en Argentina, es hablar de aquellos que fueron capaces de dar la vida por un ideal…”

De la charla, naturalmente, no estuvieron ausentes ni las anécdotas futboleras ni la nostalgia por aquellos “picaditos” de barrio y ese espíritu solidario que surge de la coincidencia desde un símbolo identitario: el barrio, un cuadro de fútbol, una bandera, una visión del mundo, la organización para alcanzar ese ideal…

Muracciole evocó alguna de las historias que se pueden leer en el libro, y mencionó que “uno tiene una deuda eterna con los compañeros de militancia que no llegaron a los 60 años, y esa deuda histórica es impagable… en el mundo que vivimos se entregan compañeros por un ascenso, por un aumento salarial… en este contexto, dimensionen lo que es estar entre la vida y la muerte, y no dar ningún dato que te permita alivianar el dolor”, disparó en uno de los momentos, acaso, más emocionantes de la velada.

“Me parece que en este país, y en todo el mundo, faltan muchos apasionados como aquellos compañeros, que nos permitan creer en el otro…” finalizó.

El turno del autor

Julián Scher aseguró que esta clase de presentaciones de su trabajo sobre los Desaparecidos de Racing, sirven para “nutrirnos de argumentos para esa batalla que hay que dar en forma cotidiana, para seguir construyendo Memoria, Verdad y Justicia. Esto nos fortalece para enfrentar al discurso cínico que, lamentablemente, hay que escuchar bastante seguido”.

También puso énfasis en la problemática de “cientos de personas que deambulan por Morón, por la cancha de Racing o por alguna parte del mundo sin conocer su verdadera identidad, porque fueron víctimas de un plan sistemático de robos de bebés. Desde ese lugar, el Genocidio sigue teniendo que ver con el presente, hay que exigir que se juzgue a los genocidas porque son crímenes que se siguen cometiendo en cada segundo de cada día. Sostengamos esa base fundamental: Acá hubo un Genocidio, y los desaparecidos son treinta mil”, sentenció.

Advirtió Scher, que tales accionares siempre son perpetrados “por las clases dominantes” y que tienen por fin “destruir las relaciones sociales fundamentales de una sociedad, tales como la solidaridad y la cooperación, e implantar el individualismo y la atomización, para que cada uno haga la suya y no le importen los demás”.

Con respecto a la investigación realizada sobre los once casos que aparecen en el libro, advirtió que resultó una tarea intensa y reveladora, que lo llevó a comprender que “los clubes, lo sepan o no lo sepan, lo admitan o no lo admitan, son víctimas del genocidio… los clubes son de la gente, de sus socios… así que desde el momento en que cualquier club tiene a uno de sus socios desaparecido, esa institución pasa a ser víctima del genocidio”.

Posteriormente abrieron el micrófono para intercambiar opiniones y experiencias con los asistentes.

Antes de culminar, Julián comentó que lo ilusiona la actitud de algunos hinchas de otros clubes, que comienzan a tomar la posta, sobre la base de su trabajo, para realizar investigaciones similares en sus respectivas instituciones civiles.

Sería una enorme y fascinante tarea para desarrollar, que desde esta publicación comunitaria, deseamos con ansias ver concretada.

Daniel Chaves
Daniel Chaves
dafachaves@gmail.com