¿POR QUÉ GUERRA COMERCIAL USA-CHINA?

Los habitantes de la República Popular China, conviven con una realidad tecnológica paralela a la que vive el resto del mundo y particularmente occidente. Viven en otro mundo tecnológico. En China no hay whatsap, tiene algo similar, pero con muchas más funciones llamado WECHAT. No usan google, sino que realizan sus búsquedas en BAIDU y tampoco miran o suben los videos a youtube, sino que usan un programa llamado YOUKU.

Por eso, decimos que la amenaza infringida por Trump a Huawei, el 15/5/2018, no afecta a los chinos que viven en su país.

El presidente del los EEUU dictó una norma, que prohíbe a las empresas estadounidenses mantener relaciones comerciales con empresas de telecomunicaciones que puedan afectar la seguridad de la nación del norte.

No solo las empresas chinas, particularmente Huawei, está afectada, también se ven perjudicadas las norteamericanas o de otro países proveedoras de Huawei. Como Google, Panasonic, ARM, Toshiba, Xilinx, Qualcomm, Broadcom e Intel, entre otras. El año pasado Huawei, publicó un listado las empresas que le  proveen tecnología, 33 son norteamericanas.

Por ello la resolución de Trump, impacta gravemente en las compañías del país del norte. Por ejemplo una empresa que provee equipos de redes a la empresa china en cuestión, tiene que romper un contrato que le significa perder el 44 % de sus ingresos.

Analistas internacionales han expresado, que esta inestabilidad en las relaciones comerciales entre grandes actores, proveedores-clientes de tecnología, pueden generar en el gigante asiático la decisión de “cerrarse” para desarrollar y proyectar autoproveerse. Esto trae aparejado un efecto no deseado. En el futuro podrían existir, a nivel global, dos redes paralelas. “La balcanización de internet”. Siendo necesario para nosotros los usuarios, en ese caso, contar con dos tipos de dispositivos si queremos interactuar en ambas redes.

Por otra parte, China, es el mayor acreedor que tiene USA, que además es el país más endeudado del mundo, posee una cartera de Bonos Soberanos norteamericanos que rondan los 1.2 billones de dólares. Si vendiera a gran escala estos activos producirían una inestabilidad financiera a escala global y afectaría gravemente la economía norteamericana. Produciendo una baja del dólar a nivel mundial. Aunque también afectaría a los propios activos chinos valuados en dólares, y revalorizaría el Yuan, moneda que se encuentra subvalorada para favorcerer la exportaciones chinas al mundo.

«Restringir la actividad de Huawei en EE.UU. dañará como última consecuencia a las empresas y consumidores estadounidenses», agregó la compañía china, a la vez que se erigía como «líder incomparable» en la tecnología 5G y extendía su mano al país norteamericano para asegurar la «seguridad del producto». Huawei niega cualquier tipo de actividades de espionaje. (fuente:bbc.com). Huawei se encuentra adelantada al resto del mundo en el desarrollo de la tecnología 5G.

Por su parte, Europa, se encuentra en medio de esta guerra tecnológica, detrás de las dos potencias. No decide hacer acuerdos con China ni con Estados Unidos. La Unión Europea ha dado libertad a los países miembros, generando una inmovilidad y estado de anarquía y desconcierto. Suiza y Bélgica han descartado implantar 5G debido a las consecuencias que, se dice, tendría para la salud humana. Algunos países como Reino Unidos, Alemania y Francia han dado luz verde a Huawei. (fuente: eldiario.es).

Lo mismo ocurre en Latinoamérica. Hay países que firmaron acuerdos comerciales con China (Ej. Chile) y además motorizan una alianza comercial para el Cono Sur, con los EEUU.

¿En algún momento habrá que elegir estar de un lado o del otro?

Esta “guerra” irresuelta, cuyos contendientes son las dos grandes potencias mundiales, mantiene en vilo las decisiones y la economía mundial, afectando todas sus variables.

Roberto Coluccio
Roberto Coluccio
roberto@huellas-suburbanas.info