Objetivo: Desgaste sindical, deterioro de la educación pública

La gobernadora María Eugenia Vidal no detiene su marcha hacia la destrucción del sistema educativo público bonaerense, en estrecha articulación con el proyecto que Nación viene llevando adelante desde el 10/12/2015.

Ahora también dejó sin atender a los representantes del Frente de Unidad Docente Bonaerense, quienes fueron hasta la puerta del palacio de la gobernación sito en La Plata, con la intención de entregarle una carta a la gobernadora para solicitarle una audiencia. Pero lo máximo que consiguieron es que un tercero les reciba la carta a través de las rejas del edificio. El destrato gubernamental a los representantes del sindicalismo docente parece no conocer de límites.

Más allá del reclamo por la interminable lucha paritaria que Vidal retiene en un irracional 10% para el primer semestre, en un contexto de imparable escalada del dólar y del cuadro inflacionario general, los representantes de los gremios docentes reclamaron por escrito resolver problemas de infraestructura, el cierre de cursos y escuelas, la falta de cargos docentes, el insuficiente servicio alimentario escolar, el sistema de licencias médicas, el estado de la obra social y del sistema previsional.

Pareciera a esta altura, que persiste una planificación rigurosa tendiente a lograr cada una de estas situaciones, instancias “necesarias” y “previas” a la justificación pública por vía mediática de un proceso de mayor privatización de la educación bonaerense. Pero la historia no está cerrada, y la lucha de los trabajadores de la educación pública, continúa.

Avatar
Colaboradores diversos Huellas Suburbanas
colaboradores@huellas-suburbanas.info