NUEVO BLANQUEO DE CAPITALES

Por: Lic. Roberto Coluccio

Gerente de Banco
En 2013 el kirchnerismo envió al Congreso un proyecto de ley de blanqueo de capitales. Recordemos que en aquel momento habían descendido las reservas internacionales del país y en el mundo se intentaba desarmar el Paraíso Fiscal que funcionaba en Suiza. Recordemos que un ex empleado “infiel”, despedido y despechado del Banco HSBC filtró información sobre miles de cuentas que dicha entidad financiera ocultaba en sus libros. Por supuesto de Argentina, se determinó que había 4040 clientes que poseían ese tipo de cuentas.

El gobierno encabezado por Macri, anunció, el día viernes 26 de mayo  próximo pasado un NUEVO, y nuevamente ÚLTIMO, al decir de Prat Gay, blanqueo de capitales.

Al respecto, Emmanuel Álvarez Agis, ex viceministro de economía,  dijo en una entrevista radial, en la que declaro: seguramente este blanqueo será mejor que el anterior del 2013, propuesto por el gobierno kirchnerista, porque muchos de los actuales funcionarios tienen cuentas offshore, según las investigación del consorcio de periodistas independientes, conocida como Panamá Papers. En cambio a los anteriores funcionarios, no les encontraron dineros fugados. Porque no los tienen…  
Es decir los actuales tienen más experiencia que los anteriores para este tipo de delitos. Y…. es el mejor equipo de los últimos 50 años.

Considero a la fuga de capitales como  un delito o por lo menos una conducta social muy reprochable. No pagar los impuestos en el país donde las empresas y corporaciones  extraen, succionan y realizan las utilidades. Es social, moral, fiscal y penalmente UN DELITO.

En este sentido conviene recordar alguna de los párrafos de los discursos que los senadores radicales dieron en la sesión del 22 de mayo de 2013, cuando se trató en el Congreso otro blanqueo. Ellos actualmente son integrantes de Cambiemos. Se opusieron al blanqueo kirchnerista con duros términos.

El dirigente radical Sanz expresó: «Los blanqueos fueron siempre malos y estuvieron asimilados a épocas de crisis o a decisiones que tenían otros objetivos, pero no fines sanos en una economía sana. […] El Gobierno no nos va a convencer de que el vicio es virtud. Es vicio, es malo, está mal. El blanqueo está mal. No son instrumentos para reactivar ni para dinamizar ni para traer dólares a un sector de la actividad.» También dijo: «El pacto fiscal empieza a resentirse cuando se cambian cada tanto las reglas de juego; cuando el ciudadano ve que el sistema de premios y castigos se resiente a través del premio a los evasores y el castigo a los cumplidores.»
Morales sostuvo que el objetivo de la ley era darles impunidad a empresarios cercanos al Gobierno: «En el marco de situaciones de denuncias de corrupción aparece este proyecto. Y no sólo con los fondos para obras públicas, sino también con los subsidios al transporte y a la energía. Cuando se desnuda esa matriz viene esta ley con un esquema que dice: «Sí, el delito de lavado está eximido de estos beneficios'».
Para Cano, la ley resultaba inaceptable en términos morales. «El fin no justifica los medios -argumentó-. En el modelo del ‘vale todo’, del ‘vamos por todo’, la frase por lo menos exterioriza dos cuestiones que nos preocupan. Una es que el oficialismo revela los límites éticos de la actual administración. La otra es que este proyecto contradice y repugna principios generales expresados en los tratados sobre lavado de dinero.»
Luego de releer estás declaraciones de principios, pienso que estos muchachos van a tener que inventar algo para poder digerir este “nuevo” sapo que Mauricio pone sobre la mesa. KARMA RADICALES!!! Bocado a bocado lentamente, así es más amigable a vuestro aparato digestivo. ¡Perdónalos Raúl, no saben lo que hacen!

Comprendemos que de “consolidarse” este tipo de prácticas en forma recurrente, blanqueo tras blanqueo, se perfora la conciencia tributaria de los ciudadanos. ¿Quién no trataría de evadir lo máximo posible, si en el corto o mediano plazo cuenta con la posibilidad de blanquear a un costo fiscal menor o a costo cero?
La víscera más sensible del ser humano es el bolsillo, dijo alguna vez el Gral. Juan D, Perón.
Pero en economías como la nuestra que también recurrentemente estimulan y consienten la fuga de dólares, es casi imprescindible contar con esta herramienta de repatriación de divisas o como en este caso, también declarar lo que con motivos de ahorro se guardaron en el interior de los colchones o en cajas de seguridad retirados del circuito bancario y financiero por temor a ahorros forzosos, corralitos y/o conversión obligatoria a bonos (Plan Bonex del menemismo). Por eso creemos que hoy nuevamente es necesario aplicar esta herramienta para crecimiento de la reservas del país. Somos coherentes, no nos rasgamos las vestiduras, como tampoco lo hicimos en el 2013. Mostrar las fallas y falencias de un procedimiento no invalida en este caso el mismo, instamos a mejorarlo, hay tiempo para perfeccionarlo hasta su entrada en vigencia.
¿Cómo funcionará el Blanqueo o “Sinceramiento Fiscal” recientemente anunciado?
1. Para acceder habrá tres opciones: A) Pagar un impuesto especial. B) Suscribir bonos por el monto declarado. C) Hacer inversiones de largo plazo en la Argentina. Podrán ser inversiones para financiar obras de infraestructura, para vivienda, créditos hipotecarios o pymes.
2. La tasa a pagar dependerá del monto declarado. A) Menos de $305.000, no paga. B) Entre $305.000 y $800.000, pagará un impuesto del 5 %. C) Por encima de $800.000, abonará el 10 %. D) Para los que ingresen a partir 1/1/17, abonarán 15 %.
3. Todo lo recaudado por esta tasa será destinado a la ANSES. No les estarían dando nada nuevo a los jubilados, le estarían devolviendo lo que no tributaron en su momento, lo que le robaron.
4. Podrán ingresar al programa,  personas físicas y jurídicas.
5. El programa busca cumplir con las reglas del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que define reglas a seguir para este tipo de iniciativas.
6. A partir del 1 de enero del año que viene, será más difícil tener dinero no declarado. Esto se debe a que un grupo de 48 países acordó desde ese día compartir información fiscal para prevenirlo. Este acuerdo no fue firmado por EEUU ni por la ciudad de Londres. Dos de los mayores guaridas fiscales de todo el mundo.

7. El programa exime a los que ingresen fondos de las responsabilidades tributarias, pero no exonera la responsabilidad sobre el origen de los fondos, ni tampoco sobre «posibles investigaciones penales sobre actividades ilícitas». Recordamos que al frente a la UIF se encuentran dos de los actores principales de la fuga de capitales a través de las 4040 cuentas en Suiza del Banco HSBC, otro escándalo financiero en el cual la justicia argentina no ha avanzado aún, y por el que el actual gobierno presiona para que se cierre la causa, porque involucra entre otros al actual Ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.




Avatar