Más tropas de EEUU en Latinoamérica

El ejército estadounidense acentúa su presencia militar en la Amazonia brasilera, bajo la iniciativa del gobierno golpista de Michel Temer

 

La operación ‘América Unida’, juntará a los ejércitos de Estados Unidos, Brasil, Perú y Colombia del 6 al 13 de noviembre del 2017 en la ciudad tri-fronteriza de Tabatinga. Este ejercicio es una señal de un sustancial incremento de militarización extranjera en la región.

La iniciativa, es liderada por el Comando de Logística del Ejército Brasileño, inspirada en el ejercicio logístico militar realizado por la Organización del Tratado Atlántico del Norte, (OTAN) en Hungría en 2015.

Para esta versión latinoamericana los objetivos son: crear una base logística multinacional temporal para realizar operaciones de control de migración ilegal, asistencia humanitaria, operaciones de paz, acciones contra narcotráfico y cuidados ambientales.

 

El problema de este ejercicio, es la magnitud y la apertura que se le ha dado a los Estados Unidos. Uno de los riesgos, es que la base ‘temporal’ se convierta en permanente. Detrás de toda acción militar norteamericana, siempre se encuentra el fin de apoderarse de recursos para lograr sus intereses nacionales. Este interés en la región, debe ser medido con la misma metodología que en otras partes del mundo, especialmente en Medio Oriente. El altruismo, el cuidado de la naturaleza o la lucha contra el narcotráfico, fueron siempre estandartes para su presencia en el orbe.

 

En el caso de América Latina, la presencia norteamericana es la abundancia de recursos naturales. Según el Banco Mundial, la región cumple un rol global en la problemática del cambio climático, ya que posee las reservas de agua dulce más grandes del mundo. Entre los diez países con mayores reservas se encuentran Brasil (1ro), Colombia (6to) y Perú (8vo), Coincidentemente, los tres involucrados en la Operación América Unida. En el Amazonas, se encuentra el 95% de las reservas de niobio, fundamental para el acero de las naves espaciales y de los misiles intercontinentales, y el 96% de las reservas de titanio y tungsteno, utilizados en la industria aeronáutica espacial y militar, además de ser rica en petróleo, gas, uranio, oro y diamantes.

 

Aunque el asentamiento de bases en América Latina y el Caribe ha pasado por diferentes etapas desde la posguerra, es a finales del siglo XX ,que toma su rumbo actual.

En 1999, como parte del acuerdo Torrijos-Carter, la base militar Howard en Panamá que albergaba al Comando del Sur, rama del ejército encargada en operaciones para la región, se desmanteló. Esto llevó a que el Departamento de Defensa de Estados Unidos, replantee su estrategia de defensa y política exterior. Bajo el estandarte del Plan Colombia, la Guerra contra la Droga y operaciones humanitarias, aplicó dos modelos de bases militares en Latinoamérica. 

 

La primera, Main Operating Base (MOB), una base militar con infraestructura y acuerdos aprobados por los gobiernos: Guantamo en Cuba, Soto Cano en Honduras y varias en Puerto Rico. A pesar de que estas siguen activas, el modelo fue desechado ya que genera rechazo de los habitantes nacionales y un costo elevado en infraestructura y logística. Es por esto, se aplicó un segundo modelo llamado Foward Operating Locations (FOL) o Bases de Operaciones de Avanzada, que se caracterizan por mantener poco personal militar pero la capacidad de aumentar su dotación si fuera necesario. 

Las cuatro reconocidas y oficiales en la región, iniciaron sus actividades en 1999 y son: Aruba, Curazao, El Salvador, y Manta (que no renovó el contrato en 2009). 

 

En la actualidad y ante la falta de cifras oficiales se conocen 75 bases aproximadamente, algunas son MOBs, FOL/CLS, y otras llevan nombres como Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) en el caso peruano. Los países que encabezan la lista Panamá (12), Puerto Rico (12), Colombia (9) y Perú (8).-

 

En el próximo número, abordaremos la pérdida de la soberanía Argentina en el atlántico sur, Las Malvinas y la Antártida.  

Luis Miguel Caracciolo
Luis Miguel Caracciolo
luiscaracciolo_siglo21@hotmail.com