Mar del Plata. Arroyo repudiado en la escuela que fue a inspeccionar

El intendente de Mar del Plata Carlos Arroyo, junto a funcionarios del área educativa, MÁS UNA CUSTODIA POLICIAL, se presentó de manera sorpresiva en la Escuela Secundaria Municipal Nª 205 del barrio Las Américas, exigiendo a su directora, toda la documentación del establecimiento.
Asimismo, se reunió con la directora, cuestionándole su actitud en hacer visible su reclamo en el diario de la ciudad.
Cuando decidió retirarse del establecimiento, fue abucheado por los presentes, y toda la comunidad barrial.
Hasta aquí la información del hecho, que refleja una soberbia, autoritarismo e incapacidad de gestión del Ejecutivo municipal.
A su vez como contrapartida, nos deja varias lecturas para ser analizadas. Una de ellas, es que si necesita de la policía para ir a una escuela, qué nos espera a la ciudadanía. A esto, debe agregarse que por ley, la fuerza pública no puede entrar armada a una institución educativa.

El intendente, pidió revisar la documentación del establecimiento educativo, lo que fue calificado por la secretaria docente del Sindicato de Trabajadores Municipales como un “apriete”, ya que la directora hizo visible un reclamo en el diario La Capital, al no encontrar respuesta ante las autoridades Comunales, por el destrato de la secretaria de educación, quien las hizo esperar durante una hora en la antesala de su despacho y decidió no atenderlas.
Lo que se pedía, era una conexión a internet, para poder tramitar los títulos de egresados de sus alumnos, y cumplir así, con la nueva disposición de la Provincia, que obliga a realizar esa gestión de manera online.
Es de hacer notar que el Sr. Arroyo, no está autorizado a revisar ninguna documentación de las escuelas municipales.

Este requerimiento debe ser canalizado a través de los Inspectores Educacionales de la Comuna, como está reglamentado en la Ley de Municipios de la Provincia de Buenos Aires.
Otro aspecto positivo, fue la solidaridad de directoras de las escuelas vecinas haciendo acto de presencia, los distintos medios de información, el sindicato y los vecinos que repudiaron este abuso de autoridad.
En las últimas horas, Alejandra Ayek, secretaria docente del STM, (Sindicato de Trabajadores Municipales), justificó la adhesión al paro del 7 y 8 de marzo: “Después de lo que vivimos a nivel local, son varios los motivos nacionales, provinciales y locales para hacernos visibles y exigir el respeto merecido a los trabajadores de la educación”.

Avatar