“Los agentes de salud son tanto o más importantes en este momento que disponer de camas o respiradores”

Entrevista a Jorge D´Andrea, Sec. Gral,. ATSA Hurlingham

Nos acercamos al edificio del sindicato de sanidad, ATSA regional Hurlingham, para conversar con su secretario General, Jorge D´Andrea, quien recibió a Huellas Suburbanas en su despacho para analizar diferentes ejes que hacen a la situación de la salud en un contexto de pandemia. El entrevistado es, además, una importante figura de la dirigencia política del peronismo de Morón, y encabeza el Movimiento Político y Sindical (MOPOSI) de dicho distrito.

El café recién servido, la calma del encuentro bien temprano en una mañana invernal y de cuarentena. Luego de compartir el “saludo de codo” de rigor, el dirigente no anduvo con preámbulos y disparó: “Ahora se ven las consecuencias de la falta de inversión que veníamos reclamando desde 2018”, así como también recordó, antes de sumergirnos más de lleno en la conversación, que “la escuela de enfermeras que había en el hospital de Morón la desactivó la gestión de (Ramiro) Tagliaferro”.

Jorge, para redondear el pantallazo del estado de situación que venís desarrollando, el sector que representás, ¿Cómo está afrontando este cuadro de pandemia?

Los veo a los trabajadores de la salud dotados de una enorme grandeza. Cuando uno mira la situación que atravesamos, el salario de los trabajadores, y que a pesar de que el gobierno está cumpliendo con el pago del 50% del salario, hoy estamos discutiendo el aguinaldo y algunas cámaras empresariales plantean abonarlo en 5 veces. Y a pesar del miedo lógico de nuestros compañeros, que están poniéndole el pecho a esta etapa, yo les veo una grandeza impresionante. Es digna de admirar la vocación de servicio. No tenemos soldados que sobren, así que tenemos que protegerlos a los que están. Podemos disponer de barbijos, camas, respiradores… pero si no hay suficientes compañeros preparados para estar junto a los médicos, nos vamos a quedar sin suficiente personal. Cada médico o enfermera que perdemos vale por tres, porque trabajan en un hospital público y en dos privados. Los agentes de salud son tanto o más importantes en este momento, que disponer de camas o respiradores.

Fruto de lo que enunciás, parecieran surgir dos cuestiones bien delimitadas. Por un lado, los recursos materiales y por el otro, los humanos…

Fijáte que no alcanzaron en Alemania, Italia, Francia… y está bien, ello en un contexto donde hay locos como el de Estados Unidos (en referencia a Donald Trump) que dijeron ´salgan a la calle´, o los gobernantes de Brasil o Chile…

¿Y en Argentina?

Acá no sé si van a alcanzar los recursos. Si hago una evaluación desde marzo hasta ahora, estamos mejor. En marzo no teníamos camisolines, ni barbijos, ni test para hacer hisopados. Contábamos con un solo laboratorio para analizar los hisopados; hoy tenemos alrededor de 15 en todo el país. No había nada. Y amén de todo esto, algunos argentinos comenzaron a cobrar 100, 120 pesos por barbijos que valían 25, y nunca más pudimos bajar esos precios. A nivel de protección, estamos mejor. Pero la deficiencia que tenemos en salud, no pretendamos que un gobierno que asumió hace 6 meses, quebrado desde lo económico, con una inflación galopante, le podamos pedir que solucione tan pronto lo que durante 4 años se rifó (Mauricio) Macri.

¿A qué te referís, concretamente, con esa afirmación?

A que se rifó la guita de diez años de crecimiento del país, nos endeudó con el FMI. El actual gobierno es criticado ahora por esta encerrona que tenemos; por naturaleza, a lo argentinos nos gusta compartir el mate, el asado, el beso y el abrazo con la familia y con los amigos, es una situación difícil. Pero creo que lo mejor que nos pudo pasar, cuando uno analiza cómo estábamos en marzo, sin elementos para los trabajadores esenciales; si el gobierno no hubiera decidido armar una cuarentena extendida, hoy tendríamos un colapso sanitario y humanitario.

Y junto a ello, la consecuencia de la debacle económica…

Así es, los compañeros y compañeras que viven de la changa, los pequeños comercios… ¿Qué va a pasar con las pizzerías que están cerradas, y tienen trabajadores a su cargo? Siguen pagando alquiler, luz, y por más que el gobierno aporte algo para los salarios, esos sectores hoy ya están quebrados. Es muy difícil estar en el saco del gobierno y de los gobernadores. Pero sigo apostando a lo que piensa Alberto (Fernández).

En este contexto tan particular, y a poco más de 6 meses del inicio de la gestión, ¿Qué evaluación te merece la marcha del gobierno, tanto a nivel nacional como provincial?

Veo grandes improvisaciones en algo que no se conocía. Vi en Alberto la grandeza de rodearse de los que más saben, como para que el análisis no sea sólo político económico. Se rodeó de los mejores especialistas, armó una mesa de consenso con cámaras empresariales y dirigentes gremiales. Hasta el día de hoy lo tomo como una actitud positiva, siempre en el marco de una pandemia. Por otra parte, ello sobresale frente a otros dirigentes que se han escondido, tanto políticos como gremiales y sociales, que estaban arriba del tablón antes de marzo, y hoy muchos se escondieron para evitar “chichones”.

¿Y como trabajador de la salud, qué opinás al respecto?

No puedo estar feliz, porque venimos haciendo reclamos desde 2018; estuvimos señalando la necesidad de una mayor inversión para la salud. Mauricio Macri nos sacó el 2% del PBI, y esto se nota mucho en la práctica. Estábamos en el 6,5% del PBI en el año 2015, y pensábamos terminar con Macri –si no se dedicaba a la timba financiera- en 7, 7,5%, pero terminamos en pleno retroceso, y justo ahí nos encuentra la pandemia. No estamos bien desde lo sanitario ni desde lo económico, pero por eso mismo agradezco la comprensión y la grandeza de los trabajadores de la salud, que han tenido para llegar hoy hasta donde estamos, a pesar de algunos empresarios sinvergüenza que tenemos en la salud, a los que les importa muy poco la vida de los trabajadores, y que siguen pensando en hacer sus negocios.

¿Aún en esta situación extrema, persisten en esos objetivos?

Cuando uno escucha a diversos “opinólogos” en los canales de TV, hablar de la salud con total desconocimiento, pidiendo fecha y término a una cuestión que nadie conoce en todo el mundo… lo que le piden a nuestros gobernantes es imposible. Tenemos que ser mucho más solidarios entre los argentinos para salvaguardar a los que menos tienen. Cuando vemos que hay compatriotas que carecen de agua en las villas, año 2020… bueno, qué decir…

 Pero de todos modos, es positivo instar a la reflexión, señalando esas carencias, para que no se sigan tapando debajo de la alfombra, ¿No le parece?

Creo que vamos a perder más compatriotas a causa de la pandemia, pero esto nos va a dejar una enseñanza. Yo me quedo aún con la palabra del Presidente de la Nación, cuando insiste en que vamos a ir por una salud y una educación de verdad; cuando la pandemia termine, espero que tenga la posibilidad de demostrar que lo que se dice arriba del escenario, después sea trasladado de verdad a los hechos. Y esto rige desde el Presidente hacia abajo para todos: hay que demostrar con hechos, que cumplimos con lo prometido. Hoy es muy difícil hablar de economía, cuando estamos invirtiendo cuantiosos recursos en salvaguardar empresas y trabajadores. No obstante, confío en que, cuando esta pesadilla pase, podamos ser más solidarios que antes, a escala social. Veo que, a pesar de la dureza de la cuarentena, la gran mayoría de las personas sigue apoyando, y sigue eligiendo la vida por sobre lo económico.

Con el diario del lunes sobre la mesa, y desde tu rol en la primera línea de combate, ¿Cómo imaginás que hubiera sido este escenario de haber continuado careciendo el país de un ministerio de Salud?

No me quiero ni imaginar. No habríamos podido prepararnos en nada, aparte habría regido un gobierno insensible en caso de haber sido reelecto Macri. Alberto, en los primeros 30 días de gobierno, nos devolvió los ministerios de Trabajo y Salud. En el caso de haber continuado la línea de gestión que tuvo Cambiemos, habrían estado haciendo negocios los amigos, con los barbijos y con todo lo demás. Estaríamos jugando con Brasil la gran final, pero no de fútbol, sino para dirimir a cuál de los dos se les muere menos gente. Por eso valoro la actitud del actual gobierno, de haberse juntado con los más idóneos para estos momentos, y haber apostado por la vida. Después habrá grandes problemas para resolver los aspectos económicos, como los tendrá todo el mundo. Pero Argentina dispone de recursos humanos más que importantes, y esperemos que los grandes capitales vean la necesidad de invertir, porque no puede haber más joda, no puede haber más timba financiera. Hay que desarrollar una vez más la Argentina productiva, para mejorar contundentemente la calidad de vida de nuestra gente. Muchos van a querer aprovecharse de estas circunstancias económicas y políticas para venir por algunos beneficios que tenemos los trabajadores desde 1945. Habrá que estar preparados para ir por más, y no por menos derechos.

Desde el rol que te toca ocupar dentro del ámbito de la salud, ¿Cómo te gustaría que el periodismo aborde estas temáticas en plena pandemia? ¿Notás cierta confusión, acaso poco cuidado en el tratamiento informativo?

Me encanta, ante todo, la libertad de expresión, que cada uno opine como quiera… siempre que sea con respeto y responsabilidad. El análisis no lo podemos hacer desde lo individual; cuando nos acostumbremos a pensar diferente, pero respetándonos, seguramente lograremos avanzar, tanto desde el periodismo, la política o el sindicalismo. Aquellos que tenemos responsabilidades, y una muy importante como lo es la de comunicar, precisamos grandeza para la etapa que nos atraviesa. Delimitar bien los roles con sumo respeto, y luchar para evitar ser parte de las líneas que imparten las grandes corporaciones de medios. Es bueno tener la independencia personal para expresar lo que uno piensa.

Daniel Chaves
Daniel Chaves
dafachaves@gmail.com