LA NEFASTA PRENSA “INDEPENDIENTE”

Por: Luis Furio
   Los pueblos, al igual que la vida de los hombres, tienen momentos de expansión crecimiento apogeo y decadencia, flujo y reflujo. La Argentina válida como ejemplo vive hoy un magnífico período de expansión y crecimiento. Pero… siempre que nuestro país pugna por alcanzar su definitiva independencia los sectores de privilegio pretenden abortar los sueños de felicidad y grandeza del pueblo. 

   El gobierno que hoy profundiza y consolida el rumbo emprendido hace doce años, logrando que la renta se distribuya equitativamente, asegurando la mesa y el trabajo del pueblo, enfrenta día a día los problemas de producción y desarrollo, inclusión social y justicia social derivados de una crisis económica mundial originada en el “Consenso de Washington”. Este gobierno democrático, nacional y popular sufre -por las razones apuntadas- la extorsión de los sectores económicos y culturales más poderosos del  establishment; una avalancha difamatoria desatada por grupos de prensa que podríamos llamar sin temor a equivocarnos “Usina de Acción Psicológica”, ejercen su misión desestabilizadora ocultando y deformando la naturaleza patriótica del Gobierno  Nacional.     

   El universo mediático orquestado por Clarín, la Nación y sus obedientes acólitos que anulan la reflexión crítica ofreciendo falsas opciones, son una clara muestra de su tendencia a obstruir y dificultar el Proyecto Nacional. Vaya como ejemplo la inusitada reacción de pseudo-analistas ante el control del dólar, el programado conflicto de Aerolíneas Argentinas, el inequívoco tratamiento de los subsidios, la supuesta lucha interna Scioli-La Cámpora. Temas que han sobrepasado los límites del sentido común, poniendo en duda su capacidad de ser creíbles.  

   Como en el resto de América Latina, una de las formas más perversas en que el influjo del Imperialismo ejerce su tarea consiste en la estructura periodística, “En el Continente no hay regimientos extranjeros ni piezas de artillería: hay Diarios”. Los grandes “Diarios Serios”, los pasquines “Sensacionalistas”, las revistas ilustradas de gran tiraje, las publicaciones Porno-humorísticas o la pornografía lisa y llana. Gran parte de los comentaristas de radio y televisión, las publicaciones literarias ensayísticas o sociológicas de tipo científico, sea bajo la forma ideologizante de la izquierda o la derecha, bajo cualquier ropaje todo el sistema abomina de los gobiernos democrático-populares. Obedientes a la cadena del amo, pretenden a través de mensajes explícitos-subliminales de los medios de comunicación dejar sin espacio de maniobra a las fuerzas nacionales  que en este principio del Siglo XXI viven una inédita etapa de avances sociales.   


   Todos aplican nuevas formas de dominación, que en realidad son viejas formas maquilladas: el universo mediático mezcla de violencia e individualismo que anula el pensamiento creativo, utilizando el juego dialéctico en función de improbables alternativas. Descalifican y degradan a gobiernos populares de toda América Latina evitando la construcción de una Patria Grande que ocupe el lugar que merece en el mundo y pueda reconocerse en el espejo de la futura historia.       

  
Avatar