LA LIBERTAD ES UN VALOR ABSOLUTO PARA LOS PODEROSOS Y RELATIVO PARA LOS PUEBLOS

Por: Dr. Jorge Rachid

“Seamos libres, lo demás no importa nada” San Martín
“Con libertad no temo ni ofendo” Artigas

La presencia de Muros de la vergüenza en la frontera México-EEUU, el Muro Israel – Palestina tanto Cisjordania como Gaza, las Vallas de Contención en los países Bálticos para impedir el avance de los migrantes mediterráneos, los gobiernos xenófobos que impiden la entrada en los puertos de barcos solidarios, cargados de seres humanos, que huyen de guerras provocadas por los países que se niegan a recibirlos. Ingenierías sociales, guerras, destrucción de ciudades y países, asesinatos a distancia y genocidios siglo XXl, son una constante naturalizada..

Entonces en la Globalización, las fronteras no existen para las mercaderías a través del Libre Comercio, ni el dinero que circula por internet con las Bolsas de Capitales, especuladores financieros del mundo, ni para las inversiones del narcotráfico o el lavado y evasión de divisas, para ellos se abren las guaridas fiscales en especial en las colonias británicas, se defienden las Patentes que circulan, aún las medicinales que deberían ser un Bien Social, se apuntala al Libertad de elección de las profesiones liberales, pero se regula el mundo del trabajo y la Seguridad Social, se transmiten culturas, músicas, espectáculos a escala global, pero los seres humanos de carne y hueso No Pasan, se los frena y discrimina por ajenos, pobres y marginados, excluidos socialmente, no existen en el mundo de la Globalización, no se los considera.

En nuestro país la Libertad es propiedad de los poderosos, como lo demuestra la Justicia, que debería defenderla, pero que la ofende y la maltrata, la usa políticamente y en consecuencia persigue opositores, como en el último período neoliberal, condenando a decenas de argentinos a las cárceles por el sólo hecho de pertenecer a un sector político o por tener militancia social.

Esos presos son políticos, porque otros argentinos en su misma situación procesal no lo están, o sea existe una doble vara auspiciada por jueces venales y corruptos, por servicios de inteligencia, por líderes políticos macristas y por el Lawfare auspiciado por el Departamento de Justicia de EEUU y su Embajada local. Esa acción viene provocando hace 4 años la destrucción de familias, las enfermedades de los presos y su agravamiento, las pérdidas patrimoniales, los proyectos de vida, sumados a las torturas físicas y psicológicas de las compañeras y compañeros detenidos por la ignominia canalla del régimen.

La Libertad es para quienes no ofenden al Mercado, nuevo Dios emblema de la globalización que todo los justifica y arrasa soberanías y condena a los pueblos.

Pensemos entonces si la Libertad es un concepto, un slogan, un objetivo, un derecho humano o simplemente un instrumento de canje frente al poder de turno. Si se usa para disciplinar los pueblos con su pérdida, deja de ser un derecho humano, menos aún si se la utiliza para perseguir extorsionando con cárcel, si se la enarbola en campañas electorales sin cumplimiento posterior es manipulación y mentira, si por el contrario es un compromiso de la democracia es un Bien Común que hace al bienestar del pueblo y al fortalecimiento democrático.

Alguien pensará entonces que hay varias formas de concebir la Libertad. No, hay una sola o se es Libre o se es esclavo. O se vive en Libertad o “estamos prisioneros carcelero”, como cantaba el enorme Atahualpa Yupanqui. Se está en Libertad o se está encarcelado, aunque sea domiciliaria o tobillera electrónica. O hay Justicia que defienda la Libertad democrática o que la entregue, en la especulación política. No existe valor más preciado que la Libertad y nuestros presos políticos deben ser liberados. A ellos no podemos pedirles paciencia, nosotros nos debemos exigir acción para hacerlo.

No hay medias tintas, “seamos libres, lo demás no importa nada” y “con Libertad no temo ni ofendo”

PRIMERO LA PATRIA
www.lapatriaestaprimero.org
CABA, 20 DE ENERO DE 2020

Avatar
Colaboradores diversos Huellas Suburbanas
colaboradores@huellas-suburbanas.info