La ¿eterna? cantinela de los basurales en Morón

Advertíamos en la edición N° 1 de Huellas Suburbanas (septiembre 2014) sobre la presencia de varios basurales a cielo abierto en distintos puntos geográficos del municipio de Morón. Situación que barre de la peor manera con toda proclama medioambientalista que pueda provenir desde las esferas municipales.
Esta deuda se mantiene dramáticamente sin saldar.
Nuevamente denunciamos –y volvemos a acompañar con fotografías obtenidas en el lugar- la situación de las tres esquinas compuestas por Juan José Castelli, Bernardo Monteagudo y diagonal Ponferrada, donde persiste el nauseabundo espectáculo de un basural que, en días “críticos” llega a extenderse por más de 50 metros y todo a lo ancho de Ponferrada. La quema de basura también es una práctica habitual, con la consiguiente emanación de humareda perjudicial para las vías respiratorias de los vecinos más inmediatos a las mencionadas esquinas.
Tampoco escapa a nuestra observación el hecho de que los residuos no llegan al basural por sus propios medios… y que a la urgente acción de las autoridades municipales pertinentes en esta temática, se le debe acompañar con un exhaustivo cuidado, control y detección de los ciudadanos que reproducen a diario esta montaña de desperdicios y trastos abandonados, recayendo sobre los mismos la máxima severidad posible para combatir este verdadero flagelo contra la salud de muchos vecinos.

Convocamos a la inmediata acción institucional y en simultáneo, a la generación de una concientización general que, de ser preciso –y a la vista de los hechos, lo es- incluya fuertes sanciones para los responsables de todo esto.

 

cuenta
cuenta
arieljlira@gmail.com