La CTEP y el Movimiento Evita protestaron en el cruce de Vergara y Acceso Oeste

La mañana del miércoles 20 de marzo llegó con una intensa protesta, que incluyó cortes en múltiples rincones de la región y la provincia, organizados por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

En su anuncio, desde las organizaciones comunicaron la decisión de salir a la calle “Porque exigimos que el gobierno mejore el salario de los trabajadores de la economía popular. Porque queremos avanzar en condiciones dignas de trabajo. Porque este gobierno ya no va más!

En el terruño moronense, la CTEP y el Movimiento Evita regional Morón Hurlingham e Ituzaingó realizaron una asamblea y olla popular en Avenida Vergara y Acceso oeste, con corte parcial.

La declaración conjunta indica que exigen al gobierno “la actualización de los montos del salario de lxs compañerxs de la economía popular, aumento de las cuotas alimentarias para los comedores y merenderos, regularización de los pagos de los salarios. Este gobierno con sus políticas de hambre no va más”.

El referente de la CTEP local, Lucas Spinosa, en diálogo con FM Fribuay, subrayó que decidieron esta movilización y asamblea con el propósito de “visibilizar la situación compleja de la economía popular, que además se extiende a los barrios y a los espacios comunitarios”.

“Acá estamos, junto a compañeros vendedores ambulantes, cartoneros, recicladores, y aquellos que hacen trabajos sociales, en merenderos, en espacios de primera infancia o de educación popular. Realizamos ollas populares, para levantar algunos reclamos esenciales: la actualización del salario social complementario, de la que el gobierno se había comprometido a actualizarla para el mes de junio, y no hay vistas de que eso ocurra. Asimismo también estamos reclamando una mejora en las cuotas alimentarias y equipamiento para los merenderos. Cada vez hay más personas, chicos y adultos, que se acercan a pedir viandas. Y también están discontinuados los programas de capacitación” explicó.

En cuanto al rol e interacción que se precisa entablar con el Ministerio de Desarrollo Social, el dirigente sostuvo que “el gobierno tiene la política de dialogar, pero no la de ejecutar.  No hay avances, lo cual nos lleva a un cuello de botella. La situación económica está cada vez peor, se hace sentir en los barrios. Y si no hay avances en las negociaciones, se complica todo cada vez más”.

Más allá de los reclamos específicos, ratificó que las ayudas que se pueden esperar “no alcanzan para vivir” y que el objetivo más profundo para superar esta situación implica  “Encontrarnos todos unidos en las calles, en los trabajos, reconstruir el diálogo en comunidad y armar un proyecto en común para los próximos 4, y hasta diría para los próximos 30 años”.

Daniel Chaves
Daniel Chaves
dafachaves@gmail.com