LA COMUNICACIÓN EN CLAVE REGIONAL

¿Qué está pasando en América del Sur en términos de integración regional y en los procesos políticos y sociales que se viven en cada país?

Un repaso rápido sobre la coyuntura inmediata, quizás muy apretada pero con menciones necesarias. Continúa la resistencia al gobierno de Piñera en Chile, una nueva generación de jóvenes protesta en Perú contra la desintegración y las injusticias del sistema político. En Ecuador continúan los intentos de proscripción de los partidarios de Rafael Correa, El MAS recupera Bolivia y una dirigente del PC gobierna Montevideo.

Las elecciones en Brasil abren interrogantes en la izquierda, y pueden estar preanunciando el fin del bolsonarismo, mientras el Presidente conforma grupos paramilitares armados en algunas zonas del país. Venezuela se prepara para la elección de la nueva Asamblea Nacional que puede significar un fuerte apoyo al Chavismo y al proceso revolucionario. En Paraguay los campesinos no dejan de movilizarse.  En Colombia continúa la cacería y asesinato de ex guerrilleros, dirigentes sociales, de pueblos originarios, y referentes en la lucha por los derechos humanos y en Argentina, la derecha sigue hostigando al gobierno de Alberto Fernández y buscando su desestabilización.

Este es el escenario que enfrenta la comunicación y los comunicadores del campo nacional y popular. ¿Estas realidades están en nuestras agendas? ¿Cómo las abordamos, con qué herramientas?

De allí surge la necesidad imprescindible primero, de construir redes, de potenciar las experiencias individuales por más valiosas que ellas sean, para alcanzar mayores niveles de coordinación.

Aparecen nuevos desafíos de la mano de las tecnologías de la información y las redes, pero también emergen viejos interrogantes ante renovadas realidades.

¿Cuál es la relación entre nuestras prácticas comunicacionales y las organizaciones sociales, políticas, cooperativas, sindicales y de base en general? Sólo informamos y nos sumergimos en la intimidad de las redes para transformarnos en francotiradores  sin ningún cable a tierra, sin ningún espacio de debate y elaboración de contenidos partiendo de la práctica de esas mismas organizaciones a las que hicimos referencia?

La complejidad de la situación de América Latina en general -donde no podemos olvidarnos de la intensificación del bloqueo a Cuba por parte de Trump- amerita mayores niveles de responsabilidad, y aprendizajes de esa riquísima realidad de nuestro continente, de sus luchas, sus historias y su cultura, para en definitiva elaborar una comunicación que  ayude a los gobiernos y movimientos que luchan por una mayor justicia social y por transformar definitivamente las desigualdades que genera el capitalismo globalizado.

Carlos Borgna
Carlos Borgna
carlos.borgna@huellas-suburbanas.info