Indicios de una lenta decadencia

El Intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, a través de sus concejales, retiró el busto del ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner, que se hallaba ubicado en el centro de la Plaza San Martín, desde el año 2013

Esa infamia llamada Cambiemos nos permite visualizar su verdadero rostro de forma descarnada. Mientras en el HCD de Morón se disponían a “sesionar” sin respaldo de las principales fuerzas opositoras y decidir unilateralmente el retiro del busto de Néstor Kirchner de la plaza San Martín, afuera cientos de trabajadores reclamaban por su derecho a conservar un símbolo que los representa y que fue legalmente colocado en la plaza, allá por el año 2013.

La municipalidad se mantuvo vergonzosamente vallada, con fuerte presencia de seguridad… y por “las dudas” reservaron seis carros de transporte tanto de policía como gendarmería, apostados a 100 metros, frente a la comisaría 1ra de Morón.

Una verdadera instantánea de la época que transitamos, sin la menor garantía constitucional para un pueblo atropellado en cada uno de sus derechos adquiridos.

El Gobierno vuelve a mostrar todo su odio y revanchismo hacia todo lo que se denomine “Kirchner”, o tenga relación con este apellido. Como en las peores épocas, la persecución y el hostigamiento hacia las principales figuras opositoras se siente cada vez más, en una semana donde, en el plano nacional, se humilló como nunca a Cristina Fernández de Kirchner al allanarle de manera brutal y desmedida su domicilio. Ante semejante desastre económico, el Gobierno sólo puede mostrar la faceta del odio, que se vio reflejada en otros tramos de su gestión con la demonización a los organismos de Derechos Humanos, los sindicatos docentes y los camioneros.

En el plano local, Cambiemos insistió con un proyecto de ley que, aprovechando la cola que trajo el caso de los cuadernos, buscaba sacar el busto de Néstor Kirchner de la Plaza San Martín de Morón. Finalmente, el proyecto fue aprobado gracias a la mayoría de 12 concejales que el oficialismo ostenta. Hubo 11 votos negativos (UC, FR y GEN) y una abstención (Tercera Posición).

Gustavo Zapata, secretario General CTA regional Morón Hurlingham Ituzaingó, asistió a la plaza el día que sesiono el Concejo y dijo: “El fascismo se está manifestando de esta manera en el HCD. Los trabajadores tenemos un reconocimiento muy fuerte con el hombre que nos sacó del FMI, que creó las condiciones para el crecimiento económico, generó más de 5 millones de puestos de trabajo, la inclusión social. Por eso para nosotros el busto de Néstor en la plaza San Martín, es algo más que un homenaje: es defender la memoria de lo que pudo haber sido nuestro país, si no hubieran venido estas langostas, que desde diciembre de 2015 están hambreando a nuestro pueblo”.

El mismo día de la sesión se realizó una movilización convocada por distintas organizaciones, entre ellas la UOM de Morón. Su secretario general, Sergio Souto resaltó: “Es una vergüenza que el intendente municipal, a través de sus concejales, en vez de preocuparse por la situación de las escuelas de Morón, por atender a los representantes sindicales que le venimos diciendo que miles de vecinos están quedándose sin trabajo, en la empresa MABE o Envases Del Plata por citar ejemplos, se esté preocupando por generar una provocación al peronismo, a los que menos tienen y que supieron beneficiarse con las políticas de Néstor Kirchner”.

La prensa local tuvo dificultades a la hora de ingresar al recinto, ya que, sin ningún tipo de explicación, los medios FM En Tránsito, FM Fribuay, Radio la Cortada de Hurlingham y la Red de Medios del Oeste no pudieron cubrir la sesión y tuvieron que quedarse del otro lado de la puerta, rodeados por la seguridad del edificio.

El vicepresidente del PJ de Morón y secretario general de ATSA, Jorge D´Andrea, calificó este hecho como “una falta de respeto a la Democracia” y apuntó contra el HCD quien dice “tiene tareas mucho más importantes de las que ocuparse”. En la misma línea, el consejero escolar por Unidad Ciudadana, Diego Fernández manifestó que “sólo hacen esto para desvirtuar la atención de la sociedad del ajuste que estamos viviendo en carne propia; se palpa angustia por la recesión, se nota ese clima en la calle. Hacen esto con el busto de Néstor para darle letra a sus seguidores, y para radicalizar una postura que desencaja con los preceptos democráticos y la necesaria convivencia que ello implica. Néstor Kirchner contrasta en un todo con Cambiemos”.

La realidad económica es cada vez más delicada y el futuro no es para nada alentador. Con un dólar cada vez más alto, una deuda que promete ser un verdadero problema y una situación social realmente grave, el Gobierno no parece tener reacción en lo político y solo atina a mostrar su costado más agresivo que no solo lastima al pueblo en lo económico, sino que también lo hace en lo simbólico, pretendiendo destruir y borrar de la memoria a todos aquellos que han tenido un proyecto de país inclusivo, solidario y con la mira puesta en las grandes mayorías. Como las peores derechas argentinas, Cambiemos sólo muestra odio y revanchismo.

 

*Fotografías: Daniel Chaves

Alejo Spinosa
Alejo Spinosa
alejo@huellas-suburbanas.info