Hace 101 años Enrique Mosconi asumía en YPF

Un 16 de octubre de 1922 hace 101 años, el recientemente asumido presidente Dr. Marcelo T. de Alvear designa como Director General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) al General de División Ing. Enrique Mosconi, cargo que ocuparía durante ocho años. La dirección de Mosconi moldeó a YPF y le dio sus características únicas y visión estratégica que la caracterizaron en buena parte de su historia.

Un viernes 13 de abril de 1923 y como una de sus primeras medidas de gobierno, el presidente Marcelo T. de Alvear firma el decreto por el cual se conforma como ente autónomo a Yacimientos Petrolíferos Fiscales, creado por su predecesor Hipólito Yrigoyen, designando al frente del mismo al General Enrique Mosconi. YPF recibió un monto inicial de ocho millones de pesos del gobierno nacional, y desde ese momento fue autosuficiente, financiándose a sí misma con las ganancias provenientes de la extracción de petróleo y, por supuesto, sin préstamos ni inversiones extranjeras.

Mosconi fue el principal impulsor de la empresa estatal, quien se proponía alcanzar el auto abastecimiento de petróleo, vital para el desarrollo autónomo del país, promoviendo medidas tendientes a disminuir la competencia de empresas extranjeras.

El golpe de Estado de 1930 al presidente Yrigoyen tuvo, entre otros propósitos, impedir que el Senado Nacional aprobara la nacionalización del subsuelo y estatizara toda la actividad petrolera.

«No queda otro camino que el monopolio integral del Estado en todas las actividades de esta industria: la producción, la elaboración, el transporte y el comercio.»

Palabras de Enrique Mosconi en 1928 en referencia al futuro de YPF.

“Podremos asegurar que el petróleo será para nuestro pueblo una fuente de progreso moral y material; tendremos la certidumbre de que nuestra política interna no sufrirá los contactos del oro infamante que conduce a la traición, y que nuestras relaciones exteriores no serán nunca influenciadas por las ‘representaciones amistosas’ de las cancillerías extranjeras que respalden exigencias inauditas llamadas ‘derechos adquiridos’ de sus organizaciones petrolíferas, y nuestra Nación podrá gozar, en serena soberanía del usufructo de la riqueza petrolífera…”

Enrique Mosconi (1877-1940).

Sin ninguna duda Mosconi en su breve, pero intensa gestión, dejo una marca indeleble y un legado que aún de alguna forma continúa.

Javier Argolo
javier.argolo@huellassuburbanas.com