“Estamos reclamando la participación directa de los jubilados tanto en la mesa directiva del PAMI como en ANSES”

Entrevista a Oscar “Nene” Marín, referente del Sindicato de Trabajadores Pasivos en Hurlingham

Por: Roberto Coluccio y Daniel Chaves

Recibimos a Oscar Marín, jubilado bancario, en la oficina de redacción de Huellas, una mañana típicamente “matera” para conversar un largo rato acerca del nuevo sindicato de jubilados que vienen construyendo, bajo la tutela del abogado Christian D´Alessandro, y  referenciados en las luchas que supo librar Norma Plá allá por los años 90.

Luego de los primeros mates, Oscar disparó una necesaria aclaración: “Nosotros no hacemos política partidaria, se suma todo el mundo. Lo que no podemos desconocer es la situación que estamos pasando”.

¿Cómo se organiza el sindicato a nivel nacional?

A mí me designaron, en asamblea, delegado de la parte de Hurlingham. Esto lo comenzó un grupo de jubilados, y quien lo lleva mayormente adelante es el abogado Christian D´Alessandro. Él fue armando todo para efectuar la presentación ante el Ministerio de Trabajo para pedir la personería jurídica. Esa presentación fue acompañada por 50.000 firmas. En algunas provincias nos estamos organizando con mucha fuerza.

¿Y qué reclamos están entre los más habituales?

La atención de los jubilados, los médicos que hay veces que realmente no respetan la calidad con que atienden, los medicamentos que se otorguen con descuentos del 100% para aquellos que son enfermos crónicos, y los remedios oncológicos que desaparecen todos los días.

Los medicamentos al 100% de descuento, ¿Los reclaman indistintamente del haber que cobre cada jubilado, o es para los que cobran la mínima?

El reclamo rige a favor de todos, siempre y cuando se trata de tratamientos crónicos. Y después la cuestión de los turnos para la atención médica, que algunas veces te dan una espera de hasta seis meses. Y para los abuelos, sabemos que en muchos casos, seis meses son una vida.

¿Qué otra lucha está en agenda?

Ni bien consigamos la personería (gremial), queremos ir por la paritaria, porque al jubilado no lo defiende nadie, dependemos de la buena o mala voluntad del gobierno de turno. No hemos tenido hasta ahora, movidas únicamente de jubilados. Recientemente logramos cortar avenida Corrientes, con 3500 personas, y estuvimos tres horas hasta que nos recibieron el petitorio. Otra cosa por la que estamos peleando es por la situación en los geriátricos. Hay algunos de éstos que tratan muy mal a los abuelos, con golpes, o no les dan de comer. Necesitamos que haya un control sobre eso. Y también una vivienda en comodato, para aquellos jubilados que se encuentran en situación de calle. Hay muchos viejos que no tienen hijos ni familiares, ni nada. Y no tienen casa. La situación es dramática y dolorosa. Por otra parte, han cerrado 10 delegaciones de PAMI en el último tiempo. En Salta, por ejemplo, cerraron una delegación y la gente que asistía allí, ahora para autorizar, simplemente, una medicación, se tienen que trasladar 60 km…

Acá en el terruño de zona oeste se habla del cierre de alguna delegación, y en tal caso, la reunificación en otra traería un incremento enorme de afiliados, producto de la fusión de ambas delegaciones…

Supongamos que cerraran Hurlingham. Lo que se demora tres horas ahí, van a tener que trasladarse hasta Morón, y se va a duplicar la demora en la atención, en el otorgamiento de turnos… y la gente va a terminar desistiendo de ir.

¿Será esa la idea?

Sin dudas. Vidal y Macri, ¿Qué piensan? Todo lo que consideran “gasto” quieren descartarlo. Que se ocupen otros. Pero al final, se les vuelve todo en su contra. Fíjense que la gobernadora Vidal terminó teniendo que doblar el brazo con los docentes. Ella pensó que su actitud le reportaba apoyo de la mayoría de la gente. Pero eso se fue revirtiendo, en parte gracias a la movida enorme de concientización que desarrollaron los docentes con los padres de los alumnos. Y le ganaron la pulseada al poder.

En ese sector, según parece, el macrismo dilapidó una enorme masa crítica que lo sustentaba…

Y en el bancario también. Los mismos que antes nos pedían no hablar de política, ahora sacan el tema. Esto lo vivo entre un grupo de bancarios donde me muevo, y son todas críticas hacia el gobierno nacional. Hay tendencias que se han ido revirtiendo con respecto al apoyo inicial que tenían. No sé hasta qué punto esta gente evalúa la cuestión de los mercados, los formadores de precios y la reacción de aquellos grupos que tienen la capacidad para hacer una corrida cambiaria. Hay empresarios que buscan correrse para el lado de María Eugenia Vidal…

Volvamos a lo inherente a los jubilados. ¿Están buscando la personería jurídica para el sindicato?

Hicimos la presentación formal pertinente en el ministerio de Trabajo. Pero eso en lo que respecta a la personería gremial.

¿O sea que la jurídica, ya la tienen?

Aún no. Pero la prioridad pasa por lograr la personería gremial, para tenerla pronto en toda la extensión del país.

Por ahora están abocados a mejorar las prestaciones que otorga el PAMI. ¿También piensan en efectuar alguna medida respecto a la Ley jubilatoria vigente?

Estuvimos acompañando todas las marchas que reivindican nuestros reclamos, como fue el caso de las que organizó el moyanismo. Concentramos esfuerzos en apuntalar todas las luchas y reivindicaciones de nuestro sector. También existe una Federación de jubilados, con personería jurídica. Pero el único sindicato del sector es el que estamos desarrollando.

Buscamos trabajar en serio, peleamos por reivindicaciones para el conjunto del país y no solamente para un sector específico.

 ¿Qué tanto les preocupa el desguace, no tan gradual, del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES?

¡Mucho! Por eso reclamamos la participación directa de los jubilados tanto en PAMI como en ANSES, en la mesa directiva. El PAMI es nuestro, y somos parte de la ANSES. Entonces, ¿Por qué tenemos que ver y no tener poder de resistencia, mientras vacían el FGS para pagar deuda, por ejemplo?

Ustedes, que tienen contacto a diario con los jubilados, ¿Cuál es la temperatura de los mismos, respecto a la realidad que se vive? ¿Hay bronca creciente? ¿Hay resignación? ¿Apoyan todavía al gobierno?

Estamos en la puerta de entrada para que el jubilado empiece a expresar todas aquellas cosas que realmente le duelen, les molesta. Estamos en ese escalón. Hasta ahora estábamos sometidos, y nos sentíamos muy solos.

Les faltaba, acaso, un faro de referencia…

Claro, eso mismo. Ahora se sienten partícipes de estas movidas, con ganas de accionar. Creo que esto va a ir creciendo y vamos  a lograr varias cosas interesantes.

 Se ha quitado, gradualmente, de la agenda mediática, la cuestión de la llamada Reparación Histórica. ¿En qué quedó todo ello?

Se está luchando con lo que se puede. Hay gente que mal accedió a la Reparación Histórica, porque se les ofrecía una cosa y en lo concreto se le otorgó algo que nada que ver. Y ya firmaron la aceptación. Los juicios se siguen pateando para adelante; hay muchos fallos favorables de la Corte que hasta hoy no los ejecutan, no los pagan. Y la gente que tiene muchos años de edad… ya sabés.

La idea es que, cuando le terminemos de dar forma a lo que estamos armando, haya un cuerpo de abogados que brinden asesoramiento gratuito a todos aquellos que así lo necesiten.

¿La adhesión de los jubilados al sindicato, sería de modo particular, cada uno debería solicitar su afiliación? Los descuentos, ¿Cómo se realizarían?

Todavía no existe eso. Pero llegado el momento va a ser una cosa muy simbólica, destinada a publicidad, representación sindical, asesoramientos y demás.

Dentro del marco económico vigente, ¿En qué monto consideran que debería estar la jubilación mínima?

No lo hemos charlado a eso, estamos luchando por otros temas concretos, como los medicamentos gratuitos… hay viejos que en vez de tomar la pastilla que necesitan, toman la mitad, para que la caja les rinda más. Pero cualquier médico puede asegurar que el resultado en el tratamiento será insuficiente. Así que estamos trabajando en torno a estos 3 o 4 puntos clave, como para empezar. Hay muchos gremios que nos están apoyando, porque ellos entienden lo mismo que nosotros: que necesitamos una representación cuando pasamos al PAMI, más allá de que sigan conservando, en sus respetivos gremios de origen, aquellas cosas que deseen: un hotel, actividades que se otorgan… pero que haya alguien que los proteja en el área de salud. Hubo, a lo largo de los años, representantes aislados en defensa de los jubilados y con algunos intereses personales, ya que luego usaron eso como trampolín para ocupar cargos públicos.

¿Cuál sería una fortaleza clave, digamos, que poseen y que les permite motorizar esta patriada?

Tuvimos la suerte de contar con alguien que se maneja muy bien con los medios, como lo es Christian D´Alessandro, que tiene un discurso muy claro tanto para abajo como para arriba, explica muy bien las cuestiones previsionales como para que la gente lo entienda, y que entiendan que hay que acompañar y, de ser preciso, salir a luchar por sus derechos.

Daniel Chaves
Daniel Chaves
dafachaves@gmail.com