Encuentro Político Sindical en FATSA

Se realizó en la sede de FATSA Hurlingham en Morón
A mediados del pasado mes de noviembre, tuvo lugar esta actividad a la cual concurrieron unas 200 personas, quienes desbordaron el amplio salón de actos de FATSA.
Múltiples representantes de espacios sindicales, algunas fuerzas vivas de la política local (fundamentalmente enrolados en el colectivo “Morón para la Victoria”) y de la Multisectorial Morón se dieron cita para escuchar al dirigente de ATE Capital, Daniel Catalano, y al Secretario General de Suteba y CTA provincia de Buenos Aires, Roberto Baradel. También integraron el panel Ariel Barroso, de ATE Hospital Posadas, y Rubén Schaposnik, del mismo espacio sindical y que hizo las veces de presentador.
Catalano aportó varias definiciones, cuando menos taxativas y que guían hacia una toma de posición en el tablero social y político actual: “Se dejaron de armar fábricas para armar comedores”, o “la pobreza es una bomba de tiempo que tarde o temprano va a detonar”, sin esquivarle al cuadro pintado con tonalidad oscura cuando sentenció “hay que sobrevivir al neoliberalismo”.
Volvió a bregar por la unidad de las dos CTA como primera vía hacia un fin mucho más abarcativo, como lo es el de “crear una nueva institucionalidad, que nos demandará años de trabajo”, según subrayó Catalano. “Necesitamos enfrentar al neoliberalismo con otro cuerpo; el que tenemos no alcanza frente a un gobierno que vino a hacer desaparecer las representaciones sindicales” disparó.
Con respecto al bono de fin de año, aseveró que debería ser “universal” y “contener un monto que equipare la pérdida de poder adquisitivo, caso contrario el bono no sirve, y esconde lo que nos está pasando”. Por otra parte, sentenció que “cuando dejamos de pelear por el trabajo y nos conformamos con la comida, el otro ya nos ganó”.
Llegó el turno de Baradel, quien reclamó basar la construcción del “futuro gobierno en las luchas del movimiento obrero y las organizaciones sociales”.
Sugirió que “echándoles la culpa” a los sectores sindicales que por diversos motivos no avanzaron en la concreción de un paro nacional, “estamos siendo funcionales a las corporaciones”.
Repasó acontecimientos de la década gobernada por el kirchnerismo y rememoró “hitos como el No al Alca, haber construido la Patria Grande, eliminar las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Nunca vamos a pedir perdón por todas estas conquistas”, rugió entre ovaciones.
Brindó un pantallazo del panorama internacional con un fuerte énfasis en la actualidad brasileña. En relación a esto y a lo acontecido en Argentina, planteó el déficit de no haber consolidado “a un sujeto político transformador”. En este aspecto, aseguró que “uno de los errores de los gobiernos populares fue no darle voz al sujeto transformador, que es la clase trabajadora”.
Recordó la necesidad de “no confundir las contradicciones principales de las secundarias, so riesgo de ser funcionales a las políticas de ajuste de las corporaciones. O estás con ellos, o estás con el pueblo”, remató.
Para culminar, advirtió que “el año que viene este gobierno no puede ganar las elecciones, sino van a clavarnos un cuchillo hasta el fondo. Por eso tenemos que ser responsables y convocar a la unidad… y estamos orgullosos de ser parte de esos sindicalistas a los que no hay precio con qué comprar, ni carpeta que los haga callar. Vamos a seguir denunciando y luchando para construir nuevamente un gobierno popular”.

Una correcta actividad militante y formativa, que puede marcar un eje de trabajo político-sindical al menos en el escenario local, para los próximos meses. Será cuestión, además, de corroborar en los hechos si este atractivo colectivo dispondrá de la masa crítica adecuada y suficiente para pegar un salto contundente de cara al proceso electoral del año próximo. 


Avatar