EN DEFENSA DE NUESTRA INDUSTRIA NACIONAL

Por: Mesa Provincial Severo Chumbita, Catamarca

El Astillero Río Santiago fue fundado en 1953 durante la presidencia del Gral. Juan Domingo Perón. Su creación fue pionera dado que fue el mas grande de Iberoamérica, creando así la Marina Mercante con sus propios buques para transporte de mercancías a distintas partes del mundo, generando con esto no tan solo una economía a beneficio de nuestra Patria sino también soberanía e independencia a través los recursos que se importaban y exportaban.

Esta floreciente empresa del Estado llegó a tener en su época de esplendor 8000 empleados en doble turno. Construyó motores diésel y grúas para sus buques y otros astilleros y loco-tractores para Ferrocarriles Argentinos. También construyó elementos para turbinas hidráulicas, componentes nucleares (a través de una licencia con la Atomic Energy de Canadá) y bogies para ferrocarriles (a través de una licencia con la American Steel Foundry). El trabajo más emblemático fue la construcción en 1962 de la Fragata Libertad, la cual ha obtenido el récord mundial de velocidad durante el cruce a vela del Atlántico Norte, en 1966, recorriendo una distancia de 2.058,6 millas náuticas en 8 días y 12 horas, entre Cabo Race (Canadá) y la línea imaginaria entre Dublín y Liverpool.

Con el devenir de los tiempos históricos la misma vino sufriendo deterioros y desguaces, fundamentalmente entre los años 1995 y el 2001. Disminuyendo su capacidad operativa y dejando desocupada mano de obra calificada. En julio de 2004, gracias a la gestión del entonces presidente Néstor Kirchner y su par de Venezuela, Hugo Chávez, se firmó un acta compromiso para reflotar el astillero y en 2005 fue firmado el contrato que estableció la construcción de dos buques de 47 mil toneladas cada uno. No obstante eso, por obra de su autogestión y su gremio coherente en la defensa de su fuente de trabajo siguió luchando hasta encontrarse con esta tremenda represión de una gobernadora con su rostro angelado a la cual no le tembló el pulso para enfrentar a trabajadores, hombres, mujeres y niños que se manifestaban pacíficamente ante la Casa de Gobierno de La Plata.

Una vez más, el Proyecto Neoliberal que se reedita con una figura de cambiar para que nada cambie, que es el gatopardismo. El sátrapa mayor, fiel a los intereses de su clase y sus adláteres, haciendo buena letra de lo que le dicta el FMI, lleva a cabo la política de destrucción y desmantelamiento de nuestra industria nacional sin importarle el conjunto de los trabajadores, mucho menos el amor a la Patria, siendo un cipayo consecuente a los dictámenes del imperialismo no solo norteamericano sino también de la Eurozona, los llamados países serios del Primer Mundo.

El colectivo de la Mesa Provincial Severo Chumbita repudia esta salvajada de un representante máximo de los CEOs tomando a la Patria como su empresa privada. Nos solidarizamos con los trabajadores y trabajadoras de este establecimiento modelo, creado en aras de tener independencia económica y soberanía nacional. Siendo orgullo no tan solo para nuestro país sino para toda Latinoamérica y el mundo.

Ricardo Solohaga
Ricardo Solohaga
Ricardo.Solohaga@huellas-suburbanas.info