El diablo blanco y su nuevo virus

Más de tres mil novecientos millones de personas están obligadas, lo cumplan o no, a confinarse en cuarentena para evitar la propagación del nuevo virus. El distanciamiento social es una medida necesaria y a la vez limitante no sólo de la pandemia sino también, a futuro, de una eventual resistencia a las consecuencias del problema sanitario actual. Y las consecuencias económicas en torno al nuevo látigo que blande el capitalismo desbocado en su afán de alimentar al imperialismo, son muchas más de las que muestran los fríos, o más que fríos escalofriantes, números del desastre económico y, por supuesto, admiten lecturas alternativas no menos importantes.

Pero, ¿Por qué decimos que esta pandemia es un «nuevo látigo del capitalismo desbocado»?. Primero porque sólo mediante los esquemas semi-coloniales de administración de los recursos del Estado y acumulación de capital, son posibles los desbordes grotescos que rodean la proliferación de los contagios. Sabido es que a las democracias dependientes del capital internacional, éste les pone el revólver en la nuca y después las financian los mismos gángsters internacionales que se chupan los recursos nacionales en la periferia para ofrendarlos en los altares de las potencias centrales. Y segundo, y principalmente, porque todas las evidencias conducen a que estamos en presencia de una nueva impostura global, una criatura de diseño destinada a esparcir el miedo y la muerte por todo el mundo, mientras el imperio y sus agentes preparan el reemplazo de la globalización por un nuevo orden mundial económico, laboral, social y cultural. La OMS advirtió, allá por el 18 de septiembre de 2019, que una pandemia similar a la gripe podría matar millones de personas en todo el mundo debido a la destrucción planificada del sistema sanitario global.* Por supuesto, no aclararon quién o quiénes destruyeron el sistema de salud, pero es bien cierto que todos sabemos perfectamente el engranaje de depredación en el cual desarrollamos nuestra existencia.

En el plano laboral es cada vez más notoria la descomposición del régimen del salario por parte de los cartels, las corporaciones y la concentración descontrolada de la propiedad de los medios de producción que detentan. No es un fenómeno novedoso: es una supernova que está a punto de estallar, alimentada por casi un siglo de enajenación al poder corporativo y, lo más grave, es que el aislamiento social tan necesario en materia de salubridad opera en el movimiento obrero como un agravante de la división que sufre en dos frentes: en las bases entre sí, y entre las bases y un sector de la dirigencia sindical. La falta de organización y formación teórico política, producto de la ingravidez de la democracia sindical, precisa de la consolidación de un frente sólido que bien podría tener su base en el Frente Sindical para el Modelo Nacional puesto a germinar en el cénit del gobierno macrista.

Los despidos en Techint, en Cinemark, Hoyts y la perenne insolvencia de las Pymes para garantizar el pago de los salarios, más allá de los préstamos blandos que les sean otorgados, o los subsidios que les conceda el gobierno del Dr. Fernández, son una luz de alarma para la clase obrera argentina en su conjunto.

El diablo blanco le sigue comiendo las patas a los negros: en el seno del imperio la crisis laboral hace crujir los cimientos de la piratería internacional, mientras Suecia se presta a reemplazar el dinero en efectivo por el E-krona (su propia criptomoneda)**, mientras las familias más ricas empujan a las masas a un pogrom gigantesco y se refugian en bunkers inaccesibles***, los muertos, amontonados en las calles o las morgues de cualquier lugar del mundo, los siguen poniendo los pueblos. Ser o no ser, that`s the question. Y para los argentinos la cuestión es simple. Se resiste el peso de la deuda ilegítima contraída por la oligarquía y esta crisis económica defendiendo el patrimonio nacional, o se muere de rodillas. La Patria está a la vuelta de la esquina, la Colonia también. Ojalá el pueblo argentino sea digno del futuro de grandeza que se debe a sí mismo.

*https://www.google.com/amp/s/www.infobae.com/salud/2019/09/18/la-oms-alerto-que-un-virus-similar-a-la-gripe-podria-matar-a-80-millones-de-personas-en-solo-36-horas/%3foutputType=amp-type

**https://www.algoritmomag.com/e-krona-suecia-lanza-moneda-digital/

***https://www.google.com/amp/s/actualidad.rt.com/actualidad/345934-ricos-bunkers-refugios-brote-coronavirus/amp

Sebastián Jiménez
Sebastián Jiménez
sebastianjimenez@huellas-suburbanas.info