En defensa de la Escuela Municipal de Danzas “José Neglia”

El pasado jueves 21 de diciembre, se realizó una amplia movilización para luchar contra la intención de las autoridades municipales por desoír los reclamos de la comunidad educativa de la escuela municipal de Danzas “José Neglia”, y su pretensión de avanzar hacia un desguace “edulcorado” con los habituales eufemismos discursivos del frente Cambiemos a lo largo y a lo ancho del país. La lucha central es contra el cierre de cursos y carreras. Se trata de una institución a la cual concurren entre 1500 y 1900 ciudadanos y que ostenta largos 68 años de vigencia y orgullosa representación de la comunidad de Morón tanto a nivel regional, provincial, como nacional y hasta internacional.

La marcha salió desde la vereda de la escuela, sobre Maestra Cueto, y recorrió varias cuadras del centro de Morón, para pasar por la dirección de Educación municipal –donde no fueron atendidos pero realizaron una protesta que incluyó un atractivo despliegue de bailes y música- hasta confluir en la plaza San Martín, ya bajo una intensa lluvia.

A lo largo de la movilización, sonaron los bombos, instrumentos de percusión, algún charango y una armónica, más un altavoz que iba reclamando a las autoridades municipales “Señor Ramiro Tagliaferro, queremos estar en la escuela enseñando y aprendiendo, no queremos estar en la calle”, mientras cientos de vecinos prestaban atención a la considerable columna que atravesaba esas calles, a puro colorido, pancartas, música, danzas y una inmensa vocación por el diálogo en democracia.

Contaron también con el acompañamiento solidario de fuerzas sindicales y políticas del progresismo y la izquierda distrital, entre las cuales destacaron las presencias de los concejales Hernán Sabbatella y Diego Spina.

A su turno conversamos con Eduardo Calvimonte, secretario General de SUTEBA Morón, quien acompañó la larga marcha, y recordó que desde el sindicato que representa “venimos denunciando hace rato este propósito del gobierno de Cambiemos, que no es otro sino ajustar en educación, quieren dejar sin trabajo a compañeros docentes, quieren hacer un mal uso discrecional de algunos recursos, manejarse por fuera del estatuto para perjudicar a algunos cursos y espacios de la escuela de danzas. Con lo cual comienzan a ponerla seriamente en peligro, pero la reacción de la comunidad es clara y contundente, y se notan las malas intenciones de las autoridades en esta –y otras- temáticas”.

También remarcó la importancia del edificio propio de la escuela “José Neglia”, que fuera inaugurado apenas hace algo más de dos años por el entonces intendente Lucas Ghi “muy bien pensado y diseñado para la práctica de las danzas, es un orgullo para los moronenses y es por eso también, que se sale a defender a esta escuela”.

Acusó al Director de Educación municipal, Rubén González Dorfman, “de hacer las tareas más sucias del ajuste, cada vez genera mayor malestar en la comunidad educativa, los compañeros municipales denuncian persecución política por parte de este sujeto. Debería apartarse para propiciar una mesa de diálogo sin su presencia”, disparó.

Posteriormente conversamos con Tamara, una de las referentes de esta construcción de protesta colectiva que devino en la importante movilización del jueves 21/12, quien explicó que están luchando para que la escuela “no se parta; el municipio planteó la partición total, con dos direcciones diferentes y con el cierre de la tecnicatura de tango. Nos quieren dividir administrativamente también, quieren generar un vaciamiento en relación a una baja de matrículas, y con esa excusa cerrar cursos. Fruto de nuestra movilización venimos frenando parcialmente estas cuestiones, pero las autoridades optan por dividirnos administrativamente sin apelar al diálogo ni tener una intencionalidad de alcanzar acuerdos, y realizar un proyecto común con la comunidad educativa. Esta marcha se realiza con la intención de abrir una instancia de comunicación como primera medida, que nos reciba el Director de Educación González Dorfman, que nos está dando la espalda desde que comenzamos con todo esto, que nos brinde explicaciones de lo que pretenden hacer; nosotros tratamos de defender a la escuela, que es pública, es de todos, y porque en última instancia, vienen por todo, por la educación en general, y tratan de aplicar un recorte presupuestario”.

Aclaró que el municipio cuenta “con el aval provincial y nacional para aplicar estos recortes. Nuestra lucha sienta un precedente. Tengamos en cuenta que si no pueden con un municipio, menos van a poder con una provincia y menos aún con una nación que esté organizada”, se ilusionó.

Tamara también puso hincapié en la robusta matrícula con la que cuenta la escuela de danzas (oscila entre 1500 y 1900 inscriptos) y expuso que el municipio, al proponer la inscripción exclusivamente online, intenta “bajar la matrícula, ya que hay personas adultas que no tienen un uso constante de las nuevas tecnologías, con esta decisión tienen a restarles entusiasmo, y pueden terminar desistiendo de inscribirse. Te intentan quitar las ganas de participar en la escuela de danzas”, concluyó.

Daniel Chaves
Daniel Chaves
dafachaves@gmail.com