Daniel Filmus en Hurlingham: “El neoliberalismo piensa que lo mejor no es proporcionar derechos, sino generar competencia”.

El “Territorio Cultural La Cortada”, de la localidad de Hurlingham, convocó a la presentación del libro “Pensar el Kirchnerismo” cuyo compilador es Daniel Filmus.

El dirigente kirchnerista propuso brindar una descripción más o menos sintética del libro en cuestión, para luego fomentar las preguntas y el intercambio con la nutrida concurrencia que se dio cita, el pasado 19 de abril, en el citado espacio político y cultural.

La base de su disertación puede resumirse en “Recordar lo que se hizo, tener en claro lo que falta”. Desde tal metodología de análisis, subrayó que “en el 2015 nosotros fuimos con una pobre visión de futuro” a la contienda electoral, “pero también dimos pasos enormes, entre ellos la UNASUR. Una pena que no hayamos podido concretar el Banco del Sur, ni el intercambio comercial entre nuestros países”, se lamentó.

Recordó Filmus que “Argentina y Brasil no lograron estrechar sus relaciones económicas, entonces ahí tenemos un tema para el futuro: No alcanza con tener gobiernos progresistas en la región; también los gobiernos deben buscar una forma de desarrollo articulado. Incluso nos faltó mejorar la logística y la distribución con algunos países, por caso los pasos fronterizos con Chile para las épocas invernales” admitió.

Otra asignatura pendiente, según Filmus, fue el no haber logrado “mejorar y transformar las fuerzas de seguridad, tampoco pudimos resolver la problemática del sistema carcelario”. Al mismo tiempo, recordó las múltiples mejoras en materia educativa, laboral, social y hasta en la estructura económica y productiva del país, acaecida entre 2003 y 2015.

Luego, definió: “Argentina volvió a padecer el ciclo que viene repitiendo desde hace décadas: Tras tocar un techo en la industrialización, retoma el control estatal una fuerza de derecha, elimina el papel contra-cíclico del Estado, y la economía vuelve a caer”.

En tal sentido, advirtió que “Desde 1955 la oligarquía argentina prácticamente demandó 50 años para terminar de destruir todo lo que Perón construyó. Necesitaron de las proscripciones, dictaduras, desapariciones, asesinatos, neoliberalismo, y con todo ello les llevó medio siglo dejar al país sin una sola empresa estatal”, continuó detallando.

Alertó sobre los índices de crecimiento económico bajo una matriz neoliberal: “En los 90 tuvimos años donde los números evidenciaban crecimiento, pero ello sólo reportaba para la producción primaria y para las entidades financieras. El crecimiento bajo égida neoliberal implica el empobrecimiento de las mayorías”.

Posteriormente abordó la cuestión de la importancia de poseer liderazgos fuertes. En tal sentido, recordó que “Néstor (Kirchner) y Cristina (Fernández) pusieron temas otrora poco mencionados –como los juicios a los genocidas- en la agenda, y construyeron agenda. Eso revela la capacidad de liderazgo, porque cuando existen liderazgos transformadores, arrastran a la opinión pública”, definió.

Luego volvió a exponer limitaciones y desafíos desde donde retomar la senda: “Ahora bien, si no podemos detectar lo que faltó o hicimos mal, no tendríamos programa hacia adelante. Por eso es importante recordar las grandes transformaciones generadas pero también ver lo que nos falta. Y desgraciadamente nos van a faltar cada vez más cosas” auguró, e incluyó como cuestión central del retroceso que propone el macrismo a la situación salarial y laboral de los docentes, y a la educación pública como un todo, otrora materia de orgullo nacional. “El Estado nacional es el responsable, por ley, de que los chicos de todo el país tengan educación, y también salud, independientemente de cómo sea administrada una provincia. Estamos retrocediendo hasta en políticas básicas”, protestó.

Para finalizar, interpeló a la concurrencia en que no sólo es tiempo de “ejercer la resistencia, sino además el momento para generar propuestas”, dejando así abierto un desafío sobre el cual organizarse en clave militante, y con la mayor celeridad posible.

Avatar