Construir la salida de la crisis

Por: Gustavo Zapata

Secretario General CTA Morón Hurlingham Ituzaingó

Ante la catástrofe social que asoma en los barrios más castigados por la crisis fabricada por el gobierno nacional de la mano de la gobernadora Vidal, lxs trabajadorxs tenemos un deber patriótico. Lxs que hacemos todas las cosas podemos y debemos no sólo parar el país, lo que muestra nuestro poder social, sino reiniciar su movimiento en el sentido que tenía hasta diciembre de 2015: hacia el crecimiento industrial, con políticas redistributivas de inclusión social. Eso es un país para todxs.

Y la CTA de los Trabajadores está en esa tarea desde el mismo diciembre del 2015. No sólo estamos en la resistencia para defender los puestos de trabajo y las políticas estatales de derechos masivos a la salud, la educación, la distribución de los recursos, las paritarias libres, los DD.HH. y las políticas de Memoria, Verdad y Justicia. Fuimos protagonistas en las luchas de género, de discapacidad, de juventud y pueblos originarios. Estuvimos en primera fila por Milagro Sala, por Santiago Maldonado y cada asesinado por la irresponsabilidad criminal de esa señora que conduce la in-seguridad nacional.

También estamos y motorizamos las mesas de unidad en Ituzaingó, el Foro en Defensa del Trabajo y la Producción de Morón, la Mesa de Sindicatos estatales nacionales, provinciales y municipales de nuestra región, la Mesa de Sindicatos CGT/CTA de Hurlingham, articulamos esfuerzos con la Multisectorial en Red, Mesa de Agrupaciones Políticas de Hurlingham, somos impulsores del 21F y apoyamos con toda la voluntad política el Frente Sindical por el Modelo Nacional. En todo escenario de construcción de unidad y convergencia, estaremos presentes.

Pero no sólo para la foto. Impulsamos el abrazo a la causa nacional del Hospital Posadas con articulación político social, institucional y barrial. Somos parte de la comunidad educativa que defiende la Escuela Pública desde adentro y desde afuera de las aulas. Generamos agenda de sensibilización y organización en las reivindicaciones de género (ESI, IVE, Ni Una Menos, entre otras). Levantamos la bandera de la Economía Social y la necesidad de reorganizar a las cooperativas de trabajadorxs desocupadxs, con capacitación y formación profesional, articulando demandas locales de insfraestructura, generación de mercados alternativos y apoyando las empresas recuperadas, familiares y microemprendimientos con regulación, apoyo y fortalecimiento desde los gobiernos municipales.

Con esa agenda vamos a los frentes de unidad. Porque sabemos que solo lxs trabajadorxs y el pueblo salvarán al pueblo. Porque reconocemos en los gobiernos municipales de Ituzaingó y Hurlingham las puertas abiertas, los oídos atentos a nuestras demandas y las manos y recursos disponibles puestos en la necesidad. Este es el hormigón imprescindible para retomar el camino del crecimiento con inclusión. Pero si nuestro pueblo no recupera el gobierno nacional y el provincial, que con irresponsabilidad se otorgó a este grupo de mentirosos y odiadores profesionales, de patrones codiciosos y tramposos y sus comparsas en tribunales y medios, no tendremos las varillas y el metal que precisamos para construir las vigas de un nuevo país.

Mientras un/a trabajador/a repita sin pensar demasiado las ideas y del resentimiento racista, antipopular y antinacional que emiten los loros del gobierno en sus repetidoras. Mientras no podamos analizar cuáles son nuestros reales intereses, y que un plan social alimenta el mercado del mismo modo que el “déficit público” inyecta recursos para que HAYA PLATA EN LA CALLE. Mientras un remisero, que vive de los servicios que vende a un/a vecino/a diga que a los vagos “hay que meterlos en cana”… cuando él mismo es un producto del “mercado” impulsor de empleos pobres, sin derechos y para pobres… todo esto se retrasa.

Tenemos que mostrar con ejemplos, porque las palabras gastadas ya perdieron valor, que lxs trabajadorxs unidxs podemos empujar hacia adelante, hacia el único sentido que reconocemos: hacia más derechos, más democracia, más participación y distribución de la riqueza.

Todos, todas y todes vamos a crear un nuevo país si logramos desarmar estas minas ideológicas sembradas en la conciencia de nuestrxs vecinxs y compatriotas.

Y en esa acción verán siempre a un/a compañero/a de la CTA de los Trabajadores.

Colaboradores diversos Huellas Suburbanas
colaboradores@huellas-suburbanas.info