Cobarde acción intimidatoria contra UB de La Cámpora en Morón Sur

Nos informa el compañero Tomás Peccia, integrante de La Cámpora Morón: 

«Hoy por la tarde, los militantes de Campora Morón, abrimos como siempre la Unidad Básica «La Patria es el Otro» en Barrio San Francisco (Morón Sur), para darle Taller de Ajedrez a los chicos del barrio, y nos encontramos con una escena para nada alegre. Como pueden ver en las fotos, una camisa prendida fuego, que fue introducida por alguien que desconocemos, daño la pared de la básica. Y cabe remarcar que por suerte no produjo mayores daños, porque de haberse prendido fuego la biblioteca, podría haber llegado a dañar la propiedad del vecino y quien sabe si no podría haber provocado alguna victima fatal. Genera bastante repudio ver que en el municipio se están retornando a prácticas violentas que pensábamos ya enterradas en la política. Los vecinos nos conocen y nos reciben gratamente, los pibes del barrio nos quieren y participan de nuestras actividades, los que nos conocen saben que si bien podemos discrepar en posturas partidarias, lo que hacemos en los barrios es constructivo y lo hacemos voluntariamente, y los que me conocen saben que no miento cuando digo que lo hacemos de corazón.
Le pido por favor que en forma solidaria colaboren compartiendo este ataque a la democracia participativa, ya que no tenemos ni grandes diarios, ni noticieros famosos para comunicar lo que sufrimos hoy.
Esto es una clara provocación, pero a nosotros no nos mueve el odio, ni nos asustan con esto. Nuestra respuesta a esto va a ser abrir la básica como siempre, militar como siempre y construir en los barrios como siempre».


Desde Huellas Suburbanas, acompañamos a la muchachada entusiasta y militante de La Cámpora Morón, con un fuerte repudio contra esta práctica oscura, cobarde y delictiva, y exhortamos a las autoridades municipales a brindar de inmediato plenas garantías para el libre ejercicio de la militancia político-comunitaria y democrática de todas las fuerzas vivas existentes en el distrito. 
Probablemente los responsables no aparezcan; difícil sería que fuese de otro modo, cuando la más abyecta cobardía predomina entre quienes se creen fuertes por arrojar la piedra y esconder la mano raudamente. 
De todos modos, y como diría el filósofo, «… jamás podrán convencer, puesto que para convencer hace falta persuadir, y para persuadir necesitan aquello que no poseen: la razón en sus propósitos». 


Avatar