CHINA VANGUARDIA Y VÉRTIGO

Millones de usuarios que no poseen tarjeta de crédito adquieren fondos de inversión, pagan el taxi, el delivery o dividen la cuenta en el restaurant con sus dispositivos móviles.

En 2015, 340 millones de chinos realizaron pagos móviles por U$S213.000 millones, 50 mil más de los registrados en EEUU. Solo Alipay, la mayor plataforma de pagos, tiene 400 millones de usuarios. Paralelamente el despliegue de las compañías que proveen financiamiento persona a persona (P2P), permitió otorgamientos por más de U$S33.000 millones en 2015, superando en un 43% al mercado norteamericano. Estas modalidades han permitido una explosión de inclusión financiera en familias, emprendedores y Pymes, a los que no llegaba la banca tradicional más replegada a las formas convencionales de prestación. Los analistas advierten que China está a la vanguardia global de este fenómeno, que es observado con atención por las autoridades del gigante asiático. En efecto, los reguladores ya establecieron pautas a los servicios móviles de pago y estudian una reglamentación de la modalidad P2P, dado que los sistemas de prevención de fraude para plataformas virtuales no logran desarrollarse al ritmo al que marcha la necesidad. El smartphone ha transformado las relaciones de consumo de servicios financieros en China, por encima de otros mercados dinámicos como el de los Estados Unidos. 

Fuente: El Pulso Digital, boletín digital del Banco Provincia de Buenos Aires)
Avatar