Basta de persecuciones y violencia institucional

Nota de contratapa en nuestra edición impresa

Un cambio de época, ¿o la sociedad que supimos construir?: Dos jóvenes – de 15 y 18 años- pertenecientes a la revista “La Garganta Poderosa” fueron torturados el sábado 24 pasado a la noche por integrantes de Prefectura Naval en connivencia con agentes de la Policía Federal. Los golpearon en todo el cuerpo y les hicieron un simulacro de fusilamiento. Participaron del hecho más de 20 prefectos.

Días después, y ante una tan peligrosa como absoluta pasividad de parte –como mínimo- de las autoridades del Ministerio de Seguridad y la Secretaría de Derechos Humanos, Prefectos volvieron a hostigar y amenazar a algunos de los jóvenes, uno de los cuales había presentado con toda valentía la denuncia pública a través de la señal televisiva C5N. 
La mera separación de los Prefectos de sus cargos no solucionará ni un ápice del marco legal e institucional que viene generando las condiciones para que ocurran estos atropellos y persecuciones, para nada casualmente contra jóvenes de los estratos sociales más postergados de nuestra sociedad.

Desde Huellas Suburbanas nos solidarizamos con los jóvenes luchadores que contra toda adversidad, preparan la excelente publicación “La Garganta Poderosa”, y reclamamos además de la separación de sus cargos, juicio y condena para los torturadores. Y una profunda revisión de las políticas de “seguridad” que se implementan con el odio de clase brotando de cada declaración, de cada decreto que se firma. Y si no se evidencia capacidad de cambio al respecto, seremos los primeros en reclamar un inmediato reemplazo en la conducción del mencionado ministerio.


Avatar