Argentina Trabaja y crece, en Ituzaingó

Reportaje a Juan Ricardo Cadau, Director General del Ente Ejecutor del plan Argentina Trabaja, en Ituzaingó.
Visitamos el Polo Productivo del plan Argentina Trabaja ubicado en el barrio San Alberto, del municipio de Ituzaingó, donde conversamos con su responsable, don Juan Ricardo Cadau, quien asimismo es integrante y reconocida figura de la UOM regional.

Nos ofreció un detallado recorrido por las instalaciones en las cuales se trabaja y capacita en múltiples oficios, lo cual garantiza una fuente de empleo constante para cientos de vecinos y, como enfatiza Cadau durante la caminata, “capacitación y proyección para la inserción laboral concreta”. A nadie escapan los recuerdos de ciertos desmanejos –groseros algunas veces- que se han dado al interior del Argentina Trabaja, pero en el Polo Productivo de Ituzaingó se produce con seriedad y compañerismo, el sentido de pertenencia es muy elevado y la concreción de objetivos están a la vista de quien efectuó esta visita, dialogó con integrantes del lugar y escribe estas líneas.


Cadau señaló que la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, recorrió días atrás las instalaciones y los declaró Polo Modelo como fruto de la labor que vienen realizando.

Colocación de durlock, cerámicas, pinturería, trabajos varios de metalurgia liviana, herrería, hasta cuadrillas para cortar el pasto, desmalezar en los barrios, prevenir enfermedades tales como el Dengue, trabajo con aluminio, fabricación de bloques de hormigón, la elaboración de los refugios para las paradas de colectivos de la zona, son sólo algunos de los oficios que se desarrollan y próximamente se incorpora costurería.

Informó Cadau que en total trabajan 850 personas ligadas al Argentina Trabaja en Ituzaingó, muchos de los cuales están destinados a tareas en jardines de infantes, escuelas, al mantenimiento de las veredas, en algunos sectores de la municipalidad y en el Polo trabajan unas 100 personas en forma diaria.

Aclaró que el Polo “no tiene nada que ver con la Municipalidad de Ituzaingó, dependemos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, ellos manejan el programa. Los que lo llevamos a cabo somos municipales porque se firmó un vínculo” entre sendos entes mencionados.

Subrayó que el Ministerio viene cumpliendo “al día” con sus obligaciones, “con la gente de Carolina Stanley está todo bien”, reafirmó.

Por otra parte, reconoció Cadau que hasta hace poco más de un año, el lugar donde está emplazado el Polo era un baldío, y con escasos recursos y fuerte convicción se concretó la obra que está en pleno funcionamiento. Al respecto puntualizó que el proyecto existe desde hace 5 años, en tanto él se hizo cargo del polo desde marzo del año pasado, “muchos me preguntan qué pasó en los 4 años anteriores… cada uno tendrá su respuesta, yo respondo desde marzo del año pasado”, deslizó.

“También nos dedicamos a ir a ayudar a familias con necesidades, y no nos fijamos qué pensamiento político tenga cada uno. También reciclamos mucho”, se entusiasmó Juan Ricardo, que en cada afirmación expone la pasión por esta labor de fuerte impronta comunitaria que encabeza.

Destacó que la empresa Yamaha es uno de los grandes proveedores de donaciones de materias primas que para ellos puede ser de descarte, pero que en el Polo se recicla y aprovecha en su totalidad.

Se lamentó tener “más reconocimiento de afuera que interno, es triste que nuestros compañeros algunas veces minimicen nuestro esfuerzo. Esto no lo hice yo, esto lo hace la gente, y son compañeros con problemas muy serios, pero la pelean con gran dignidad, cosa que no todos lo ven”, se quejó.

Consultado si podía trazar alguna comparativa entre la colaboración recibida durante 2015 y el presente año, sentenció con su habitual franqueza: “El desembolso que recibíamos para administrar en el año era de 7 millones de pesos; ahora nos aumentaron a 11. Sin hacer una evaluación política, ésta es la realidad material que puedo especificarte, y en los últimos meses nos han garantizado el armado de más talleres para capacitarse”, en tanto remató su exposición advirtiendo que “dentro de lo poco que ganan (3500 pesos mensuales), los compañeros están contentos con lo que seguimos construyendo, acá y entre todos”. 


Daniel Chaves
Daniel Chaves
dafachaves@gmail.com