3° Encuentro por una Corriente para el Sindicalismo del Siglo XXI

La sede de FOETRA Morón fue el punto de encuentro para la nutrida concurrencia que se dio cita. Un extenso y diverso panel de oradores del amplio arco sindical, brindó alrededor de 2 horas de definiciones y enfoques sobre la situación actual del Movimiento Obrero. Sergio Souto (UOM Morón), Fabián Espíndola (Sindicato de la Pintura), Jorge Martin (APM-MOPOSI), Gabriela Olguín (CTEP), Aníbal Moro (Federación Gráfica Nacional), Rubén Ruiz (CTA Autónoma), Marcelo Frondizi (ATE Capital) y Claudio Marín por FOETRA, compartieron sus análisis tendientes a fortalecer una unidad sólida y perdurable del movimiento obrero en nuestro territorio.

Presentó Martín Pérez, del MLN  26 de Julio.

Sergio Souto remarcó que “la acción del movimiento obrero viene demasiado lenta, y así perdemos representatividad entre los trabajadores. Debemos lograr una unidad de concepción y priorizando el colectivo y no algo que sirva para que  algunos logren saciar sus expectativas individuales a costa de los trabajadores”, en tanto subrayó que “con los problemas que están pasando los trabajadores ya se debería haber lanzado una medida de fuerza”.

Se reiteraron los deseos de unidad en la acción. Posteriormente el representante de APM-MOPOSI fue concluyente al afirmar que “no hay nada que negociar con quienes nos quieren quitar todo. Hay que ganar las calles y devolverle el poder al pueblo”.

A su turno, Olguín brindó un muy extenso informe sobre la CTEP, que es la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, que engloba desde los cartoneros, la agricultura familiar, hasta los vendedores ambulantes y los trabajadores de las fábricas recuperadas. Indicó la importancia de luchar por un salario social “si nosotros producimos riqueza, tenemos derecho a pedir la retribución por esa riqueza”.

Aníbal Moro, de la Federación Gráfica, sostuvo que la obligación de los dirigentes “es estar a la altura de las circunstancias. No hay que dar más tiempo porque estamos perdiendo todo lo que habíamos logrado en 12 años y otras conquistas de más de 50 años”. Asimismo, indicó que “el programa para cambiar esto lo tiene la Corriente Federal de los Trabajadores”.

Marcelo Frondizi aseveró que vivimos “una etapa de resistencia contra un gobierno que tiene la decisión política de derrotar a los trabajadores. Es la síntesis de este gobierno, de la fusiladora, de la dictadura de 1976, apoyada por los mismos grupos que hoy están en el poder”. También se refirió a la necesidad de concretar un programa de la clase trabajadora hacia el conjunto de la sociedad. “También necesitamos reflexionar acerca de por qué perdimos. Mientras enfrentamos al gobierno de la revancha social, hay que entender que la oligarquía argentina no perdona”.

Advirtió, en referencia a dirigentes político-sindicales del campo popular que manifiestan una tendencia al diálogo con el gobierno nacional, que “muchos pegaron el salto, levantaron la manito, así que la unidad con ellos no existe: el que traiciona a la patria, traiciona a la patria” enfatizó. “Los trabajadores están dispuestos a dar la pelea… y no estamos a favor de la gobernabilidad porque los que apuestan a la gobernabilidad quieren la alternancia de los patrones en la Casa Rosada”, rugió el reconocido dirigente. Por último, rubricó sus definiciones afirmando “que alguna vez los trabajadores tendremos que dejar de ser la columna vertebral y ser la cabeza conductora del proyecto nacional”.

Cerró Claudio Marin, del FOETRA, quien lamentó que no se haya podido “construir una herramienta política de la clase trabajadora. Un grave error que tuvimos hacia el conjunto de la gente fue carecer de un programa, porque si no se profundizaba, se iba para atrás”, en tanto exhortó a “formar cuadros que puedan diseñar políticas propias, que no pierdan el rumbo, porque no nos puede volver a pasar lo mismo”. 


Avatar