17 de Noviembre: DÍA DEL MILITANTE

Durante mucho tiempo, y no por desinterés sino por la pérdida del sentido épico, la historia dejo de ser valorada por la militancia política. Pero, en los nuevos tiempos que vivimos es importante que la nueva militancia vuelva en su  búsqueda, para encontrar la razón de nuestro infortunio y la clave del reencuentro con una nación, justa, libre y soberana.

La historia se complace frecuentemente en desplegar curiosas contradicciones para empujar a los pueblos hacia el logro de estadios que, vistos a la distancia, carecían de una aceptable solución. Un ejemplo que grafica lo expresado se verifica en la vitalidad revolucionaria y original del movimiento peronista, que deja para la nueva militancia una brillante página. El regreso a la patria del Gral. Juan Domingo Perón.

Después de diecisiete años de injusto exilio volvía el carismático líder cuyo periodo de lucha se inicia cuando las masas populares lo rescatan de la prisión en 1945, y en la ardiente jornada del 17 de Octubre lo convierten en el jefe de una revolución nacional que dignificó al hombre argentino.

El Movimiento Nacional Justicialista estuvo pendiente del acontecimiento que cerraba un ciclo abierto en 1955, concluían largos años de ostracismo, el  regreso del gran Líder era una realidad.

El Gral. Perón pudo poner fin a su exilio gracias a las puebladas del Movimiento Nacional Justicialista, a la militancia activa de hombres y mujeres que con su lucha tenaz y agresiva consolidaron el mítico “Perón Vuelve” y obligaron a los generales a comprender que su ciclo había concluido y que era menester acordar con el peronismo una salida política a la crisis del país.

“Cuando la militancia vuelve a estar pendiente de la historia, es señal que vuelve a estar atenta al presente”.

Luis Furio
Luis Furio
luis@huellas-suburbanas.info